Comparte/Partekatu

La Ertzaintza ha denunciado a un total de 38 personas en Astigarraga por no cumplir las actuales normas sanitarias al celebrar un botellón en las inmediaciones del Museo de la Sidra. Una llamada alertó de la concentración de un gran número de jóvenes bebiendo en la calle lo que supone un grave riesgo para la salud.

Fue la madrugada del pasado domingo cuando una llamada vecinal alertaba a la Ertzaintza de una gran concentración de personas bebiendo en la vía pública. Los jóvenes se habían concentrado en las inmediaciones del Museo de la Sidra de Astigarraga para beber. Ante el riesgo que ese comportamiento presentaba para la salud pública y debido a las medidas restrictivas establecidas para el control de la Pandemia, varios recursos policiales se trasladaron al lugar y procedieron a la identificación de una cuarentena de personas, treinta y ocho de las cuales, fueron denunciadas administrativamente.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *