Euskalmet califica este verano como el segundo más caluroso, superado solo por el de 2003, desde que existen series históricas

Comparte/Partekatu

  • Se trata del verano más adverso de los últimos años con un 20% más de horas de sol
  • En cuanto al capítulo de precipitaciones ha sido un verano muy seco, con la excepción de las comarcas litorales de Gipuzkoa que se han mantenido con valores normales

La Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, ha calificado el verano meteorológico (meses de junio, julio y agosto) como el segundo más caluroso de las series históricas, solo superado por el de 2003. De hecho, durante este periodo se produjo una insolación de un 20% más de horas de sol. En cuanto a precipitaciones, ha resultado ser una estación muy seca, a excepción de las comarcas litorales de Gipuzkoa que se mantuvieron en valores normales.

Respecto a meteorología adversa, esta estación se comportó de una forma muy activa. Prueba de ello es que, a lo largo de estos tres meses, el Gobierno Vasco activó 64 avisos amarillos, 20 alertas naranjas y 5 alarmas rojas, relacionadas básicamente con episodios de calor y con el riesgo de incendios forestales.

El hecho de que el verano meteorológico se haya comportado de manera muy cálida en todo el País Vasco lo demuestra que la temperatura media en el litoral se situó entre los 21-22 ºC, mientras que en la Llanada Alavesa fue de unos 20 ºC e incluso algo más en la Rioja Alavesa, entre los 22 y los 23 ºC, aproximadamente 2.4 ºC por encima del promedio normal del periodo 1981- 2010. Y, sin embargo, como dato curioso, el día 1 de julio, varias estaciones de Araba rozaron una temperatura mínima próxima a la helada.

A lo largo de este trimestre se produjeron anomalías por encima de los 2 ºC dándose situaciones de calor extremo que provocaron la activación de numerosos avisos, 12 por temperaturas altas persistentes y 19 por temperaturas altas extremas. El culmen de todos ellos tuvo lugar en julio, mes en que el Gobierno Vasco lanzó 3 alarmas rojas por temperaturas altas extremas.

Según Euskalmet, en cuanto a precipitaciones este verano se ha comportado de manera muy seca. Así en Araba y en buena parte de Bizkaia llovió menos de la mitad de lo esperable, e incluso por debajo del 30% de lo normal en el caso del sur de Araba. Se trata, en definitiva, de uno de los veranos más secos de los últimos años, aunque por detrás de otros aún más secos, como los de 1986, 1991, o más recientemente de los de 2005 y 2012.

La distribución espacial de los acumulados del trimestre muestra los valores más altos en el nordeste de Gipuzkoa, tanto en los montes que hacen muga con Navarra, como en el litoral más oriental. Son varias las estaciones en ese entorno las que superaron los 200 l/m², destacando muy por encima del resto Eskas 416.7 l/m², Añarbe 293.8, Miramon 270.4, Behobia 268.3 y Oiartzun 239.1, datos que contrastan de forma significativa con lo acumulado en zonas del sur de Araba, (Subijana 19.3 1 l/m², Moreda 21.7, Nanclares 25.6, Alegría 31.2, Espejo 32 y Navarrete 32.2).

Fuera de este ámbito tan solo se encuentran acumulados relativamente importantes en puntos de montaña y del litoral vizcaíno (Oiz 196.91 l/m², Urkiola 149.4, Matxitxako 145.7 y Berna 136. Hay que destacar también que comarcas como el Gran Bilbao o el Alto Deba no llegaron a los 100 l/m², (Abusu 84.2, Derio 87.7 y Arrasate 76.6).


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.