Euskadi y Nafarroa ofrecen las mayores deducciones de alquiler de vivienda, según ARAG

Comparte/Partekatu

Un estudio sobre inquilinos menores de 30 años recoge las diferencias entre autonomías.

País Vasco y Navarra son las dos autonomías que ofrecen las mayores deducciones por alquiler de vivienda habitual, según un estudio de ARAG sobre inquilinos menores de 30 años y que recoge las diferencias entre comunidades a la hora de bonificar el alquiler.

La mayoría de autonomías ofrece desgravaciones a inquilinos con menos de 30 años, entre otros colectivos, aunque la cuantía de estas deducciones varía “considerablemente” de unas a otras, así como los requisitos (situación familiar e ingresos), informa este miércoles en un comunicado la compañía especialista en defensa jurídica.

El País Vasco es la comunidad que ofrece la mayor deducción (en concreto del 20% de las cantidades satisfechas en el período impositivo anterior, con un límite de 1.600 euros anuales): esta bonificación triplica la de Andalucía y quintuplica las de Catalunya y Galicia.

En segundo lugar figura Navarra (con 1.200 euros de tope), seguida de Madrid (con 1.000).

Entre las autonomías “menos favorables” para los jóvenes que viven de alquiler se encuentran Cantabria, Catalunya, Extremadura, Galicia y La Rioja, donde la deducción máxima es, en general, de 300 euros para una persona soltera menor de 30 años que presente la declaración individual.

El estudio plantea el caso hipotético de una persona soltera menor de 30 años con unos ingresos brutos anuales de 19.000 euros y que paga un alquiler por su vivienda de 700 euros mensuales (8.400 al año).

La mayoría de comunidades benefician a los inquilinos jóvenes al hacer su declaración de la Renta (igual que a otros colectivos, como personas con discapacidad o mayores, siempre que tengan una determinada renta), y el límite de edad de los más jóvenes para recibir bonificaciones se extiende hasta los 35 y 36 años.

ARAGÓN, MURCIA, CEUTA Y MELILLA

Algunas comunidades “no contemplan ninguna deducción a los inquilinos”, como Aragón, Murcia, y Ceuta y Melilla, según el caso hipotético que plantea la empresa.

En Aragón, la desgravación “sólo es posible” si se tiene un contrato de alquiler con opción de compra de vivienda habitual vinculado a determinadas operaciones de dación en pago.

Ceuta y Melilla no tienen deducciones propias, aunque, según la abogada de ARAG Melisa Sáez, “pese a que no existe una deducción específica para los inquilinos, cuentan con una por rentas obtenidas allí”.

También hay diferencias entre las comunidades en los requisitos de renta máxima anual para poder desgravarse en la Renta: entre las que los aplican, Navarra “es la menos exigente”, al poner el límite en 30.000 euros al año ó 60.000 en el caso de tributación conjunta con la pareja, seguida de la Comunidad Valenciana (30.000 y 50.000, respectivamente) y Madrid (25.620 y 36.200).


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *