Euskadi participa en una investigación dirigida a tratar pacientes de COVID-19 con plasma

Comparte/Partekatu

El Centro Vasco de trasfusiones y Tejidos Humanos de Osakidetza ha recibido 2,8 millones de euros de la Comisión Europea para coordinar la investigación en la zona norte.

Euskadi participa, en un proyecto de investigación a nivel europeo cuyo objetivo es conocer la eficacia clínica de la infusión de plasma de donantes que hayan pasado la enfermedad como tratamiento de pacientes que sufren COVID-19. La Comisión Europea ha otorgado al Centro de Transfusiones y Tejidos Humanos de Osakidetza (CVTTH) 2,8 millones de euros para este proyecto en el que toman parte cerca de 150 centros europeos de investigación y transfusión.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui ha valorado muy positivamente esta noticia que refleja la apuesta que Euskadi ha hecho durante años por la investigación. El CVTTH lleva tiempo extrayendo el plasma. Sin embargo, con esta inyección de fondos podrá aumentar su inversión en equipos, bienes y servicios que posibiliten una mayor capacidad de extracción, recogida, almacenamiento y distribución.  

El programa consiste en detectar y captar donantes convalecientes de Sars-cov-2 cuyo plasma contenga un alto nivel de anticuerpos que puedan ser transferidos mediante transfusión a pacientes en los primeros días de infección. Los resultados obtenidos hasta la fecha apuntan a que la transfusión temprana de plasma donado con altas concentraciones de anticuerpos es la que resulta más eficaz para reducir la mortalidad de los pacientes. Esto significa que debe recogerse el mayor número posible de donaciones de plasma para garantizar el suministro a pacientes de aquellas que sean ricas en anticuerpos.

Desde el inicio de la pandemia Osakidetza inició diferentes ensayos clínicos y estudios observacionales destinados a evaluar el impacto clínico y la posibilidad de tratar a pacientes infectados con plasma procedente de pacientes recuperados de Covid-19. El plasma es, desde hace años, la fuente de producción de anticuerpos contra diversas enfermedades infecciosas como, por ejemplo, el Tétanos o la Hepatitis B. Además, se utiliza para la obtención de medicamentos esenciales en el tratamiento de numerosas enfermedades.

Sagardui ha recalcado que “la obtención de plasma no es una necesidad puntual y limitada a esta pandemia” y que es “tan importante como la donación de sangre”. La Comunidad Europea es, en su conjunto, deficitaria en productos derivados del plasma y su obtención depende de otros países, fundamentalmente de Estados Unidos.

En Euskadi se vienen realizando donaciones de plasma desde hace décadas por lo que es un referente en este ámbito. No obstante, el incremento continuado de la demanda de medicamentos derivados del plasma hace necesario aumentar el número de donantes en 10.000 personas más y la puesta en marcha de unidades de donación de plasma fácilmente accesibles en los núcleos urbanos.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *