Euskadi necesitará unas dos semanas para una tendencia a la baja de positivos incida en hospitalizaciones y UCI

Comparte/Partekatu

Sagardui afirma que, pese a que la situación ha mejorado, “no está bien”, y pide “cuidado y prudencia” a la ciudadanía.

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha afirmado este lunes que le gustaría “decir con seguridad que lo peor ha pasado” en Euskadi, pero que, a pesar de que la situación epidemiológica ha mejorado durante los últimos días, “no estamos bien”, por lo que ha pedido “cuidado y prudencia” a la ciudadanía. En este sentido, ha dicho que se necesitarán en torno a dos semanas para que la tendencia a la baja de los casos positivos tenga incidencia y mejore en hospitalizaciones y UCIs.

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Sagardui ha señalado que, tanto el número como los porcentajes de positivos de covid-19 han bajado durante las últimas fechas, pero que, aún así, “siguen siendo números altos”.

“Me gustaría decir que lo peor ha pasado. Sí vemos que en los últimos días hemos mejorado, pero no estamos bien y, mientras eso sea así, debemos actuar con cuidado y prudencia. Debemos seguir atentos, no solo cuando estemos con los amigos, también cuando estamos en familia o en el trabajo”, ha indicado.

En este sentido, ha declarado que la actual situación de la pandemia en Euskadi “no se explica con una sola razón”, sino que hay “más de una para que estemos en la situación en la que estamos”.

“Por un lado, está la naturaleza misma del virus y, por otro, nosotros mismos. Las medidas son efectivas si se cumplen, y cuando no las cumplimos, eso tiene influencia en la situación. La movilidad tiene su incidencia, y hemos vivido tiempos de mucha movilidad. No es una sola razón, sino la suma de muchas”, ha explicado.

Asimismo, ha manifestado que la situación en los hospitales públicos vascos es “grave”, aunque ha asegurado que “están preparados para hacerle frente”. En este sentido, ha considerado “se necesitarán en torno a dos semanas” para que la tendencia a la baja de los casos positivos tenga incidencia y mejore la situación en hospitalizaciones y UCIs.

VACUNACIÓN

Por otro lado, Gotzone Sagardui ha dicho que el proceso de vacunación “no es una cuestión de capacidad” en Euskadi, ya que Osakidetza puede e inocula “todas las vacunas que recibe en pocos días”.

Así, ha señalado que espera que “pronto” se pueda concluir con la vacunación de los colectivos de personas de entre 70-79 años y 60-69 años, aunque ha reconocido que dependerá de las dosis recibidas.

En este sentido, ha indicado que la pasada semana se pusieron más 160.000 dosis en Euskadi, y que el viernes comenzaron a inocular las más de 70.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca recibidas, y que esperan agotarlas entre este lunes y el martes.

“Esto no es una cuestión de capacidad. Osakidetza puede y ponemos todas las vacunas que recibimos en pocos días, y así vamos a continuar. Todavía tenemos personas de 70-79 años porque son muchos los de esa franja de edad, pero esperamos terminar pronto con ellos y con los de 60-69 años, si esta semana recibimos la misma cantidad”, ha explicado.

En este sentido, ha afirmado que este lunes llegarán seguramente unas 80.000 dosis de Pfizer, con las que continuarán vacunando a personas de entre 70 y 79 años, y que “habrá que esperar” a saber cuántas dosis de AstraZeneca llegan, para seguir con la vacunación de los de 60-69 años.

Asimismo, la consejera de Salud ha indicado que en Euskadi ninguna de las personas menores de 55 años que han sido vacunados con la primera dosis de AstraZeneca ha cumplido el plazo de 12 semanas para recibir la segunda, y ha recordado que a dicho plazo se han sumado otras cuatro semanas “para conocer los resultados de las investigaciones y ensayos” que se están llevando a cabo “y tomar una decisión con seguridad”. “No me parece una medida equivocada y, por lo tanto, podemos esperar si peligro”, ha añadido.

ESTADO DE ALARMA

Por otro lado, Gotzone Sagardui ha considerado que, a sabiendas de cual es la situación epidemiológica, el 9 de mayo es una fecha “demasiado temprana” para dar por finalizado el estado de alarma, tal y como anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y “anular los instrumentos de protección y las medidas de prevención que actualmente tenemos”.

En su opinión, las medidas relativas a la movilidad de las personas son “las que principalmente se deberían mantener”, ya que, además, según ha dicho, “está probado que, cuando se incrementa la movilidad, tenemos más contagios”.

“Y el estado de alarma es lo que más nos ayuda ante eso, porque son herramientas que no están en nuestras manos. En nombre de Euskadi, el lehendakari ha solicitado en más den una ocasión tener todos los instrumentos para adoptar las medidas necesarias en cada momento y con seguridad, sobre todo en lo referente a la movilidad de la personas”, ha asegurado.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *