Euskadi inicia «una bajada lenta» en la evolución del Covid, con 5.502 positivos e incidencia de 5.933 casos

Comparte/Partekatu

En las plantas de los hospitales vascos hay 741 pacientes, 75 menos que el pasado martes, y son 131 las personas ingresadas en la UCI, ocho menos que hace una semana.

Euskadi ha iniciado «una bajada lenta» en la evolución del coronavirus y comienza a ver un cambio de tendencia en la situación epidemiológica, tras sumar en la última jornada 5.502 nuevos positivos y reducir la tasa de incidencia a 5.933,73 casos por 100.000 habitantes en 14 días, según ha informado la consejera de Salud, Gotzone Sagardui.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Vasco, Sagardui ha ofrecido los últimos datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, que ha contabilizado 5.502 nuevos positivos este pasado lunes entre las 15.365 pruebas diagnósticas realizadas.

Además, se ha reducido la tasa de incidencia a 5.933,73 casos por 100.000 habitantes en 14 días, frente a la tasa de 6.235,46 casos en la jornada anterior.

En las plantas de los hospitales vascos hay 741 pacientes, 75 menos que el pasado martes, y son 131 las personas ingresadas en la UCI, ocho menos que hace una semana. También se ha reducido por debajo de 1 el número reproductivo básico, que mide a cuántas personas de media contagia alguien infectado de covid, el 0,83 en la jornada previa.

Ante estos datos, Sagardui ha considerado se puede decir «que se comienza a ver un cambio de tendencia en la situación epidemiológica» y ha destacado que la incidencia acumulada por 100.000 habitantes en 14 días «lleva bajando desde el 11 de enero, tras alcanzar los 7.038 casos por 100.000 habitantes», siguiendo también la incidencia acumulada en 7 días.

«Hemos iniciado una bajada lenta en la evolución epidemiológica», ha reiterado, para instar a tomar este cambio de tendencia «con prudencia, ya que debemos ver cómo evoluciona la pandemia en los próximo días».

Sagardui ha señalado que esta variación de tendencia «coincide con tres factores principales: la disminución de las interacciones sociales tras el periodo navideño, que han pasado dos semanas tras el refuerzo en prevención de las últimas medidas adoptadas, y la adaptación de protocolos y medidas organizativas para centrar la acción en quienes más lo necesitan».

A su entender son «cuestiones que han ayudado, pero los datos siguen siendo muy altos». «A pesar de que hemos visto algún cambio en el sistema sanitario, éste sigue tensionado, y Osakidetza continúa en el escenario 3 de 5 previsto en el Plan de Contingencia, lo que supone tener que dejar de realizar otras tareas para centrarse en la atención de esos pacientes», ha apuntado.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.