Euskadi impulsará la mejora de la atención sociosanitaria a 250.000 personas vulnerables con más atención en domicilio

Comparte/Partekatu

La nueva estrategia contempla proyectos de I+D, crear una Dirección de Atención Sociosanitaria y promover la Atención Primaria Sociosanitaria

BARAKALDO (BIZKAIA), 22 Oct. (EUROPA PRESS) –

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido este viernes en el BEC la jornada de presentación de la Estrategia Sociosanitaria de Euskadi 2021-2024, la hoja de ruta con la que las instituciones vascas trabajarán para mejorar la atención y los servicios a las personas más vulnerables, una población que se estima en unas 250.000 personas. Su objetivo es avanzar hacia un modelo que intensifique la atención en la comunidad y el domicilio.

El documento aprobado por el Consejo Sociosanitario de Euskadi ha sido detallado en una jornada con la presencia de más de un centenar de representantes de las instituciones vascas, profesionales e integrantes del Tercer Sector. Además del lehendakari, han asistido los consejeros del Gobierno Vasco Gotzone Sagardui, Beatriz Artolazabal, Idoia Mendia y Jokin Bildarratz, los diputados generales de Álava, Ramiro González, de Bizkaia, Unai Rementeria, y de Gipuzkoa, Markel Olano, y una representación de Eudel.

La estrategia plantea seis líneas transversales, cinco áreas de actuación y 15 proyectos estratégicos para avanzar en un «cambio de paradigma» en el modelo de cuidados sociales y sanitarios. Según ha advertido el lehendakari, «el nuevo tiempo exige transformar y mejorar las políticas de atención sociosanitaria, hacerlas más eficientes, sostenibles y respetuosas con el proyecto de vida de cada persona».

Por este motivo, se plantea impulsar «ecosistemas de cuidados con un enfoque preventivo y de promoción de la autonomía personal», que respondan al deseo de las personas mayores de continuar residiendo en su domicilio o bien en «centros semejantes a un hogar e integrados en la comunidad».

Se estima que alrededor de 250.000 personas en Euskadi pueden necesitar algún tipo de atención o servicio, en función de los datos aportados por el presidente vasco.

Los colectivos «diana» que define esta Estrategia 2024 son aquellos en situaciones de dependencia, discapacidad, exclusión social, necesidades especiales de desarrollo, situaciones de vulnerabilidad y desprotección, entre otras, que requieren una intervención estratégica interdisciplinar.

Su objetivo es lograr «una atención sociosanitaria que cuide a las personas en todas las etapas del ciclo vital desde un enfoque sistémico, sostenible y respetuoso con su proyecto de vida», según ha explicado la viceconsejera de Política Sociales, Lide Amilibia.

La nueva estrategia se ha diseñado en un contexto marcado por profundas transformaciones sociales y demográficas, pero también estructurales y sistémicas, provocadas por la pandemia de covid-19,

En este sentido, se plantea afrontar «desafíos» como el aumento de la esperanza de vida, la baja natalidad y el paulatino envejecimiento de la población, así como las variaciones en la estructura de los hogares y en los modelos familiares que se asocian a bajas tasas de fecundidad y a la disminución del tamaño de las familias.

Otro de los retos será el aumento de la desigualdad social «estabilizando una pobreza más severa e incrementando las situaciones de exclusión social».

Además, se recogen nuevas prioridades que la pandemia ha evidenciado como el aislamiento y la soledad no deseada o la necesidad de «la justicia y equidad» en una situación pandémica.

En este contexto, la estrategia propone «un cambio en el paradigma» a la hora de entender la atención sociosanitaria, de manera que las instituciones vascas trabajarán para promover la permanencia de las personas en su entorno social habitual, de forma que se les provea de atención en el domicilio y se garantice que la atención contribuya a mejorar su calidad de vida y la de sus cuidadores, respetando los estilos de vida y las preferencias de cada persona.

LOS PROYECTOS

Según ha detallado el director de Atención Sociosanitaria, José Antonio de la Rica, el documento plantea cinco áreas de actuación en materia de Gobernanza, Interoperabilidad, Prevención, Atención e I+D sociociosanitarias.

Dentro del ámbito de Gobernanza Sociosanitaria, se plantean como proyectos principales elaborar un Decreto de Gobernanza Sociosanitaria, crear una Dirección de Atención Sociosanitaria y definir un marco de financiación común y compartido por las instituciones.

En el área de Interoperabilidad, los proyectos estratégicos serán la Historia Sociosanitaria con criterios de «usabilidad», el diseño de estadísticas y cuadros de mandos que permitan una gestión de la actividad sociosanitaria y faciliten la toma de decisiones, Osabide en las residencias y centros de día (con acceso a la historia clínica garantizando el continuo asistencial), y un decreto para el desarrollo de la interoperabilidad sociosanitaria.

En Prevención Sociosanitaria, se plantea el diseño de un marco coordinado de prevención sociosanitaria y la creación de un instrumento para la detección del riesgo sociosanitario.

El área de Atención Sociosanitaria, se incluyen los proyectos de despliegue de la Atención Primaria Sociosanitaria, actuaciones en los diferentes colectivos diana sociosanitarios e impulsar la atención temprana y desarrollo del ámbito sociosanitario-educativo.

Finalmente, en el ámbito de I+D+i Sociosanitaria, se recogen tres proyectos: el desarrollo de un portal de Atención Sociosanitaria, crear un nodo de referencia sobre políticas e iniciativas en I+D+i sociosanitaria, y la promoción de proyectos de innovación e investigación desde las bases del ecosistema sociosanitaria.

Durante la jornada, la consejera de Igualdad Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha valorado «la cooperación público-público y público-privada» como «palanca imprescindible» para responder a las necesidades sociales.

Asimismo, se ha referido a la competencia en la gestión de centros penitenciarios, asumida el pasado día 1, afirmando que «permitirá reforzar la concepción de los centros penitenciarios también como recursos socio-sanitarios».

Por su parte, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha destacado la vocación personal, el compromiso y valores del conjunto de profesionales que se dedican a los cuidados sociosanitarios.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *