Comparte/Partekatu

Ha destacado la emoción y la tranquilidad con la que transcurrió la jornada

El alcalde de Donostia / San Sebastián, Eneko Goia, ha realizado un balance muy positivo del transcurso de la fiesta más grande de la ciudad. Goia ha señalado que “ha sido una fiesta en la que subrayaría tres elementos: un día muy donostiarra, lleno de emoción, y con una alta participación y respeto”.

El día de San Sebastián es, por definición, un día de multitud de personas transitando de un punto a otro de nuestra ciudad en busca de alguna tamborrada a la que seguir, acompañar o aplaudir. Ha sido además una jornada más donostiarra que nunca, con menos asistencia de visitantes debido seguramente a que ha transcurrido en lunes. 

Quizá por ello los datos de audiencia televisivos han sido más elevados que en años anteriores y los del uso de transporte público algo inferiores. A pesar de ello, según datos ofrecidos por Dbus, se han registrado 122.823 viajes, 50.000 viajes más que los festivos normales. Si comparamos esta cifra con la de 2014, año en el que el día de San Sebastián cayó también en lunes, este año se ha incrementado en 12.435 viajes.

Una jornada sobresaliente 

El alcalde ha destacado que “todos los momentos que componen el día salieron de forma sobresaliente”, desde el inicio con la entrega de las Medallas al Mérito ciudadano, que mostraron el lado más solidario de la ciudad, o las primeras tamborradas que la víspera calentaron el ambiente, Kresala y Gaztelubide. 

La izada tuvo como uno de sus protagonistas a la Unión Artesana codirigiendo la Marcha de San Sebastián en el inicio de su 150 aniversario, o el homenaje a Jose Mari Oiartzabal, en un acto que reunión en el tablado de la plaza de la Constitución a más de 300 participantes ante la mirada de cerca de 6.000 personas que quisieron vivir el arranque de la fiesta en primera línea.

Durante todo el día, cientos de tamborradas desfilaron por las calles de Donostia / San Sebastián con normalidad y puntualidad. La Tamborrada Infantil fue un éxito a pesar del frío, con 5.435 niños y niñas que desfilaron ante la atenta mirada de cerca de 25.000 personas, cifra algo menor que la registrada el año pasado. 

La entrega del Tambor de Oro a los equipos femeninos de hockey y fútbol de la Real Sociedad  sirvió de homenaje para el deporte femenino, en un acto cargado de emoción en el que se homenajeó también a Tomas Hernández-Mendizabal, autor de los últimos 50 tambores que ha entregado la ciudad.

La jornada llegaba a su fin con la multitudinaria arriada en la que la Unión Artesana volvió a celebrar por todo lo alto el inicio de su aniversario reuniendo a 357 personas en el tablado, entre las que se incluían los dos equipos galardonados con el Tambor de Oro, rodeados de otras 5.000 personas que disfrutaron a lo grande de un colofón final inmejorable.

Un día redondo que en cuanto a seguridad, ha transcurrido sin incidentes reseñables, señal de que el respeto ha primado en todas las celebraciones que han tenido lugar a lo largo de toda la ciudad. 

Agradecimientos

Goia ha aprovechado además para “agradecer a las muchas personas implicadas para que la fiesta salga redonda, empezando por todos los trabajadores municipales, Guardia Municipal, bomberos,  servicios de emergencias, servicios de salud, protección civil y agentes de movilidad”. El alcalde ha tenido palabras de agradecimiento para los medios de comunicación por su labor en la difusión de todos los grandes momentos de la jornada y a Donostia Festak, por su trabajo incansable durante las 24 horas que dura la fiesta, así como a los participantes de todas las tamborradas.



Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *