ELA, LAB, UGT y CCOO critican que el Gobierno Vasco despida a 60 sanitarios tras suprimir 6 ambulancias de infecciosos

Comparte/Partekatu

ELA, LAB, UGT y CCOO han exigido al Gobierno Vasco el mantenimiento de los 60 trabajadores y los 6 vehículos del servicio de ambulancias de infecciosos habilitados como refuerzo por la pandemia y cuya retirada a partir del pasado 8 de octubre fue anunciada por el Ejecutivo autonómico.

En un comunicado conjunto los cuatro sindicatos han denunciado que el Gobierno Vasco, con esta decisión, va a despedir a parte del personal que ha combatido la pandemia «en primera línea».

Las centrales han criticado que dicho anuncio se realizara apenas 48 horas antes de suprimirlo y que, 20 meses y cerca de 5.000 muertos después debido a la pandemia, el Gobierno comunica el 6 de octubre del 2021, a las 17.30 de la tarde, de que a las 21.00 del día 8 de octubre retira las 6 ambulancias de infecciosos (covid-19), despidiendo con ello a unos 60 trabajadores.

Desde el punto de vista de los sindicatos, era ya «patente» antes de la pandemia que las emergencias y los servicios urgentes de ambulancias estaban ya desbordados, con cargas de trabajo «brutales» y que, durante la pandemia, «los políticos decían que había que apoyar y hacer más fuerte el servicio».

Sin embargo, dichos anuncios «han caído en saco roto» a día de hoy, según las centrales, ya que estos despidos son la forma en la que el Gobierno Vasco y las empresas privadas «agradecen los servicios prestados: a las 20.00, te aplaudo, y a las 21.00 te despido porque ya no me haces falta».

SISTEMA «OBSOLETO»

Para ELA, LAB, UGT y CCOO, en cambio, «hacen falta y son necesarias todas estas ambulancias, con y sin covid-19» ya que el sistema sanitario de Euskadi «está obsoleto desde hace años» y han llamado la atención por lo que pueda suceder con la llegada de la gripe o si en diciembre, en enero o antes vuelve a haber un rebrote».

Para los cuatro sindicatos «queda patente que la privatización de estos servicios no hace más que degradar un servicio público, indispensable como se ha demostrado en la pandemia, servicio público para y por los vascos, no para hacer negocio».

Mientras en otras comunidades, como en Baleares o Navarra, han añadido, «se está intentando publificar el servicio de ambulancias asistenciales y no asistenciales, en Euskadi, más privatización, más precariedad, más inseguridad, más gasto y lo que es peor, un servicio precario e insuficiente para todos los vascos».

Ante esta decisión, los sindicatos han criticado que «se les llenara la boca de decir que había que reforzar y mejorar los servicios sanitarios y que esos trabajadores eran indispensables y de primera necesidad pero es mentira», han denunciado. «Éramos y somos meros números para Urkullu y su gobierno» han remarcado en el comunicado. En su opinión, «si realmente se apuesta por reforzar la sanidad, no se puede despedir ya que el despido, no refuerza, sino que debilita».

La alternativa es «apostar por mejorar la sanidad, no es subcontratar dejando la gestión en manos privadas que solo busca el beneficio económico; apostar por mejorar, es publificar los servicios, publificar las ambulancias, tener el control de la sanidad y porner a las personas por encima de los beneficios económicos» han enumerado.

Por todo ello, los sindicatos ELA, LAB, UGT y CCOO, exigen la readmisión de todos los trabajadores que van a ser despedidos y la vuelta de esas seis ambulancias que serán retiradas del servicio, para destinarlas, bien sean para covid-19, gripe, o para el correcto funcionamiento de la red de transporte urgente y concertado del País Vasco».

Asimismo piden que «se mejore el servicio con más trabajadoras, no menos, y con un control real y directo por parte de la Administración, publificando las ambulancias».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *