ELA acusa a Tapia de ser una «profesional de la propaganda» de una política industrial que «no existe»

Comparte/Partekatu

El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha acusado a la consejera de negar «la realidad sindical» tras sus declaraciones de causar «un daño reputacional a todo el país» referidas a la huelga de Tubacex

El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha acusado a la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, de ser una «profesional de la propaganda» de una política industrial en Euskadi que «no existe» y de negar «la realidad sindical».

En una entrevista concedida a Radio Popular, recogida por Europa Press, Lakuntza se ha referido, de esta forma, a las críticas de Tapia a huelgas como la de Tubacex por causar «un daño reputacional a todo el país».

El líder de ELA ha vuelto a criticar «la falta de implicación del Gobierno Vasco en determinados sectores estratégicos» y ha recordado que, en plena crisis de la pandemia, cuando se apuntaba «a las posibles salidas» de esta crisis, se planteó un fondo público «con una dotación importante, costeado por las propias empresas para que se pudiera acometer determinadas transiciones».

«Pero Arantxa Tapia, que este fin de semana se ha distinguido por una seña de identidad ya muy suya, que es atacar a los sindicatos, en particular a ELA, cuando se refería a que huelgas como la de Tubacex hacen mucho daño al país. Lo que hace mucho daño al país es que se despida a trabajadores y que, en este caso, no se respeten los derechos sindicales», ha aseverado.

Según ha apuntado, «esta consejera es la que dirige hoy la política industrial en este país, que prácticamente no hay, más allá de la propaganda y de lo que se anuncia». «Cuando hemos analizado la política industrial del Gobierno, siempre constatamos la progresiva pérdida industrial de este país», ha insistido.

A su juicio, esto se compensa por el Ejecutivo «con mucha propaganda», en la que «la consejera Tapia es profesional». «Y, dentro de esa propaganda, se dedica a negar prácticamente la realidad sindical de este país porque les estorba y les gustaría tener, en este caso, un sindicalismo que se plegase a sus propuestas y que buscase apaciguar a los trabajadores, en vez de organizarlos y defender sus derechos», ha añadido.

Mitxel Lakuntza ha considerado que «es muy evidente que no pueden soportar que en este país hay un sindicato mayoritario que se ha dedicado a organizar a los trabajadores para defender sus derechos, algo tan justo y democrático».

PRESUPUESTOS VASCOS

Mitxel Lakuntza ha considerado que las partidos de los Presupuestos vascos destinados a sanidad, educación o cuidados y residencias «son muy insuficientes» si se comparan con otras cuentas del entorno y, sobre todo, con países europeos. «Tenían que tener una dotación mayor», ha asegurado.

En su opinión, todo esto está muy vinculado a la fiscalidad, «un tabú que no se quiere tocar en este país». Por ello, ha apuntado que se van a seguir «costeando unos malos Presupuestos y siempre a costa de la renta de los trabajadores porque los que tienen en este país, no pagan», ha asegurado.

En cuanto a los Fondos Europeos, ha subrayado que «una parte muy importante va a ser para grandes empresas, que deberían haber hecho una inversión de sus fondos propios para acometer los retos de digitalición y de compromiso medioambiental». «Y ahora los vamos a hacer entre todos», ha añadido.

REFORMA LABORAL

El líder sindical ha señalado que la derogación de la reforma laboral es cuestión de «voluntad política», pero cree que la Comisión Europea está condicionando al Gobierno central con el tema de fondos europeos, y le reclama, además, «una reforma de pensiones» que va a «atacar a una determinada generación, a los nacidos a partir de la década de los años 60».

Sobre el hecho de que el Ejecutivo ya no hable de la palabra derogación –ni el presidente Pedro Sánchez ni las ministras Nadia Calviño o Yolanda Díaz–, ha señalado que, «cuando no se quiere hacer lo que hay que hacer, se utilizan las palabras que no se deben».

«La Comisión Europea les está diciendo: ‘no derogue porque esto no va en consonancia con la música que ponemos en marcha desde Europa’, que es la de dar flexibilidad a las empresas y favorecer los intereses económicos de las grandes empresas», ha indicado, para reiterar que los fondos next son «una trampa».

Las reformas laborales han llevado, según ha asegurado, a un mercado de trabajo «cada vez más deteriorado», y el único instrumento que se ha dejado a los sindicatos es «su organización colectiva» y el recurso a la huelga «cuando es necesario».

«Defender la reforma laboral es un ejercicio de temeridad porque hay gente a la que se le va la vida en la precariedad», ha advertido. También ha acusado a los Gobiernos vasco, navarro y central de fomentar la temporalidad y la subcontratación.

Por último, ha calificado de «chantajistas» a las compañías eléctricas. «El PNV aparece como el mejor aliado de estas empresas», ha denunciado, para apuntar que «nadie les pone freno».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.