El Vicelehendakari cree “cuestionable”que Otegi “nunca haya justificado la violencia” cuando ha contribuido” a generarla”

Comparte/Partekatu

Cree que no estuvo acertado en su diagnóstico sobre los altercados que fue “simplista y huidizo”

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, cree que es “cuestionable” la “insinuación” de que el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, “nunca” ha justificado la violencia porque ha recordado que “ha militado activamente en organizaciones terroristas”, de manera que no solo ha estado “justificando la violencia, sino contribuyendo a generarla”.

En una entrevista a Herri Irratia Radio Popular, Erkoreka se ha referido, de esta manera, a la palabras del dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, que calificó de “miserables” las palabras del Lehendakari, Iñigo Urkullu, en las que aseguró que el coordinador general de EH Bildu intenta “justificar solapadamente” la violencia tras los botellones. Otegi también aseguró que había denunciado los incidentes y que no los había justificado.

Erkoreka ha afirmado que es “perfectamente cuestionable” la “insinuación” de que Otegi “no ha justificado nunca la violencia, otra cosa es que no lo haya hecho públicablemente de un tiempo a esta parte”.

En este sentido, ha recordado que “ha militado activamente en organizaciones terroristas”. “Por tanto, ha estado no solamente justificando la violencia, sino contribuyendo a generarla”, ha añadido.

También cree que Otegi no estuvo “muy afortunado” cuando hizo aquel “diagnóstico simplista y huidizo” de que lo que está ocurriendo en los botellones tiene que ver “con el modelo de celebración del neoliberalismo”.

“Aquí tenemos problemas más inmediatos, más reales y escurrirse en los modelos… puede tener el contexto algo que ver en lo que está ocurriendo, pero seguramente hay que bajar más abajo y mirar los errores que unos y otros hemos cometido, y no escurrir el bulto y eludir responsabilidades aludiendo al neoliberalismo y no sé qué historias que pueden explicar algunas cosas pero no todo lo que esta ocurriendo”, ha agregado.

Erkoreka ha señalado que los incidentes que se está produciendo no son algo “privativo ni exclusivo” de Euskadi porque también se está dando “en otras partes, y tiene que ver seguramente con la fatiga que ha generado la pandemia”.

El consejero de Seguridad ha asegurado que, aunque pueda resultar “sorprendente” por el esfuerzo del sistema educativo y de los poderes públicos para transmitir “una cierta idea de solidaridad, de convivencia, de tener en cuenta lo público, lo comunitario” y proteger “a los más vulnerables”, hay una reacción “hedonista” frente a la fatiga de la pandemia por parte de un colectivo de personas que “no quiere renunciar a su disfrute personal por negativas que puedan ser las consecuencias de ese disfrute para la salud de otras personas”.

Según ha indicado, llegan “hasta el extremo” de que se “enfrentan” a quién “tiene el deber legal de garantizar el cumplimiento de la ley y de asegurar que las normas de salud pública se respeten, y, además ocasionan “destrozos en el mobiliario público y en bienes públicos”, y, en algún caso, “hasta actos de rapiña”.

“Una situación que pensábamos que, en una sociedad avanzada y desarrollada como la nuestra estaba en buena parte superada, pero que nos está sorprendiendo negativamente”, ha añadido.

Erkoreka ha indicado que, en algunos casos, enfrentarse “abiertamente” a la Policía “forma parte de su actuación” y está ocurriendo también en Cataluña y en otras partes del Estado y en Europa. “No es algo privativo de Euskadi, tiene que ver con una respuesta global a la pandemia por parte de colectivos a los que la pandemia les está llevando a protagonizar este tipo de actuaciones que ponen en cuestión buena parte del esfuerzo que hemos hecho durante mucho tiempo para inculcar valores”, ha agregado.

El consejero de Seguridad cree que es “innegable” que se ha perdido respeto a la autoridad desde hace tiempo, “también en el ámbito docente y en otros”.

Josu Erkoreka cree que va más allá del ámbito policial y, aunque “lo más perceptible por parte de la ciudadanía” sea el impacto que pueda tener en el orden público y el “choque que la policía puede tener con estos colectivos de personas que se resisten a cumplir las normas de salud pública”, pero el “problema es mucho más de fondo”.

A su juicio, hay una cuestión que trasciende lo “estrictamente policial” y que tiene que ver “con una cuestión de valores, de educación, de formación de la gente y de conformación de identidad colectiva”.

Erkoreka ha indicado que son grupos minoritarios pero “es verdad que están presentes en los lugares claves y suficientemente dispersos en la geografía de Euskadi como para que, cuando se producen sus actuaciones de manera simultánea, resulta difícil de atajar y responder” desde una estructura policial que “también tiene su limitación”.

Ante lo que pueda ocurrir en los próximos días en la ‘no fiestas’ en Plentzia o Lekeitio, ha afirmado que se está trabajando “muy coordinadamente” con los municipios afectados y la situación es diferente en cada localidad. Erkoreka ha indicado que, de cara a los próximos días, “la cosa está bastante bien planificada” y espera que, con la ayuda de la metereología, “todo vaya bien” y no se vuelvan a repetir los altercados.

PLANTILLA

Ante la crítica de algunos sindicatos policiales por la falta de medios y recursos humanos, Erkoreka ha señalado que la plantilla de la Ertzaintza está desde hace tiempo “afincada en 8.000 efectivos”, fruto de un acuerdo de la Junta de Seguridad y cree que sitúa a Euskadi en unos estándares de policías por cada 1.000 habitantes que “están bastante bien en el panorama europeo” e incluso “por encima de la media europea”.

El consejero de Seguridad ha afirmado que “echar en falta efectivos no tiene de entrada mucha justificación” y ha añadido que lo que sí que es cierto es que de los 8.000 agentes previstos, hay alrededor de 800 menos que, por jubilación, no están en activo, pero ha asegurado que la academia de Arkaute está “a tope, con 750 u 800 alumnos” que, a partir de noviembre, se empezarán a incorporar a la plantilla. Hasta entonces, según ha apuntado, habrá nuevas jubilaciones pero están “en un proceso intensivo de renovación generacional”.

Erkoreka ha recordado que se está en verano y está acordado con la representación sindical que el 25% de la plantilla tiene derecho a coger vacaciones, lo que supone “una cierta reducción de los efectivos disponibles”.

Por tanto, desde el punto de vista de personal, “muchas posibilidades no hay” y no se pueden tomar “medidas ilimitadas” porque no existe la figura del interino en la Ertzaintza. “Los recursos humanos hay los que hay, estamos habilitando y movilizando todos los disponibles”, ha añadido.

Respecto a los medios materiales, ha manifestado que hay que “adecuarlos a cada situación” y la actual es la del ocio nocturno, ligado al botellón, que tiene su “problemática específica”.

Erkoreka ha añadido que los medios son los “adecuados para las circunstancias”. “Y, si alguien cree que hay que utilizar medios más contundentes que lo digan para poder generar el debate correspondiente, no sé en qué están pensando, si están pensando en tanquetas o en bolas de goma que ya están excluidas del arsenal de la Ertzaintza”, ha afirmado el consejero, que no cree que ese planteamiento de más medios tenga “más recorrido”.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *