Comparte/Partekatu

Las fiestas de La Blanca, en Vitoria-Gasteiz, comenzaron ayer por la tarde con el lanzamiento del txupinazo y la tradicional bajada de Celedón.

Vitoria-Gasteiz ha estallado en fiestas ayer por la tarde, con el lanzamiento del txupinazo y la tradicional bajada de Celedón, en un recibimiento en el que la solidaridad ha reinado, con permiso de Celedón. Y es que este año, la ciudad ha querido agradecer el ejemplo del traumatólogo Imanol Vega, la enfermera Adela Fonseca y el ortopedista Francisco Granados, todos ellos personal sanitario que año tras año pasan semanas en Bolivia y la República de Benín atendiendo a población sin recursos afectada por graves problemas de salud.

Ellos han sido los encargados de lanzar el cohete anunciador de las fiestas de La Blanca de este año.  “Quiénes mejor para representar a la ciudad en este día como este equipo que dedica su tiempo y dinero a ayudar a otras que sufren y carecen de recursos para hacer frente a sus problemas. Es un orgullo para la ciudad su dedicación y ejemplo”, ha valorado el alcalde Gorka Urtaran al termino del multitudinario acto.  Una lona con el mensaje “Vitoria-Gasteiz, abierta, solidaria y cooperante” ha coronado la balconada en la tarde de ayer.

Limpieza en tiempo record
125 operarios y voluntarios y voluntarias de Egibide han mantenido a raya la limpieza de la Plaza de la Virgen Blanca, en tiempo récord. Siguiendo la tendencia de los últimos años, desde que se eliminara el acceso al vidrio y latas para el txupinazo, la Bajada de Celedón cada año es más limpia y sostenible. Dan fe los 6 contenedores de 3.200 litros llenos, más otros tres contenedores por punto de entrada, llenos también, cuyo contenido se va a reciclar íntegro. El material recogido, según la primera valoración del personal técnico municipal, ha sido fundamentalmente envases de plástico  que se enviarán a la planta de reciclaje.

El dispositivo de limpieza, por su parte, ha funcionado con normalidad. 42 monitores y monitoras han colaborado con 83 efectivos de limpieza y 24 vehículos específicos. Los trabajos han arrancado con intensidad a las 18.30 horas y las Solemnes Vísperas en honor a la Virgen Blanca se han podido desarrollar en óptimas condiciones. Los trabajos se prolongarán hasta la Procesión de Los Faroles.

Informe sanitario, sin incidencias
Según el primer avance del informe sanitario asistencial de la bajada de Celedón 2019, se han atendido 36 personas: 3 en Plaza Nueva, 12 en Catedral, 5 en Mateo Moraza y 16 en Parlamento.

Además, se han realizado 5 traslados (por contusiones y caídas accidentales). Se ha registrado 7 pequeñas heridas por rozaduras accidentales no causadas por vidrio y no se ha asistido ningún caso de etilismo dentro del dispositivo asistencial de la Bajada.

El balance ha sido favorabe, valorando la colaboración ciudadana y que el dispositivo asistencial sanitario ha funcionado óptimamente en coordinación con todas las entidades participantes: Departamento de Seguridad Ciudadana (Bomberos, Policia Local),  Emergencias de Osakidetza y Cruz Roja.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *