El tiempo de verano se acaba y vuelven las lluvias, las tormentas y las temperaturas serán algo más frescas de lo normal

Comparte/Partekatu

El tiempo veraniego que ha marcado el inicio de mayo y los primeros paseos en el confinamiento cesará este fin de semana y volverán las lluvias, las tormentas, el granizo y las temperaturas a los valores propios de estas fechas e incluso quedarán algo más bajas de lo normal, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha indicado a Europa Press que la atmósfera se inestabiliza desde últimas horas del jueves y volverán los chubascos tormentosos, sobre todo en el norte del país.

Así, ha precisado que este jueves aún transcurrirá «sin grandes novedades», con un ambiente caluroso, especialmente en el Ebro y en el sur donde las máximas alcanzarán 30 o 32 grados centígrados y el viento de Levante soplará fuerte en el Estrecho.

Por la tarde-noche, ha apuntado que ya pueden darse algunos chubascos fuertes en el noroeste, que serán antesala de lo que ocurrirá el viernes.

Del Campo ha informado de que este viernes en Galicia, Cantábrico, La Rioja y Castilla y León, donde se esperan chubascos tormentosos frecuentes que podrán ser fuertes y acompañados de granizo.

Con algo menos de intensidad, aunque localmente también pueden ser fuertes, se formarán tormentas en otras zonas del norte, el centro y el este peninsular.

Respecto a las temperaturas, ha dicho que bajarán por el noroeste, pero aún seguirán templadas, aunque menos calurosas en el este y en el sur.

De cara al sábado, ha pronosticado que llegará un nuevo frente al tercio occidental de la Península, donde habrá chubascos y, además, en el Cantábrico y Pirineos podrán ser localmente fuertes. También ha dicho que se podrá formar alguna tormenta en sierras de la mitad oriental mientras que en el resto del país predominarán los intervalos nubosos.

«El domingo se notará un cambio brusco y notable del tiempo», ha destacado el portavoz que anuncia la llegada de una borrasca atlántica acompañada de aire frío, que provocará, por un lado, un descenso «acusado y generalizado» de las temperaturas y, por otro, precipitaciones en la mayor parte de la Península y Baleares.

Así, ha apuntado que estas lluvias serán fuertes y persistentes en el Cantábrico y en Pirineos mientras la zona donde menos probable será que ocurran es en el sureste peninsular.

El ambiente «quedará fresco», incluso «algo más fresco de lo normal» en zonas del oeste y del sur de la Península y «únicamente» se superarán los 25 grados centígrados en el litoral y prelitoral de Valencia y Murcia donde los vientos del oeste llegan algo más recalentados.

En cuanto a la próxima semana, Del Campo ha dicho que la inestabilidad atmosférica seguirá toda la semana porque se espera la llegada de nuevos frentes y borrascas por el oeste del país.

En concreto, ha señalado que el lunes lloverá principalmente en el tercio norte; el martes lo hará sobre todo en la mitad sur y a partir del miércoles es probable que las precipitaciones se generalicen en buena parte del país.

Finalmente, sobre las temperaturas ha informado de que subirán a comienzos de la semana y se situarán a grandes rasgos en valores propios para la época, «tal vez algo frescos» en el tercio norte y algo más cálidos en el Mediterráneo.

En cuanto a Canarias, ha pronosticado que tras un fin de semana de tiempo estable, aumentarán las probabilidades de precipitación en el norte de las islas más montañosas a partir del domingo.

EP


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.