GipuzkoaGizarteaPortada

Gipuzkoa entra de lleno en la era de las carreteras inteligentes a través del ‘Living Lab’

Comparte/Partekatu

Los proyectos piloto testados en ‘Gipuzkoa Living Lab’ comenzarán a implantarse en las carreteras del territorio, como es el caso de los dispositivos de medición de contaminantes o el sistema inteligente de seguridad vial para ciclistas

El diputado general, Markel Olano, ha presentado junto con la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, los últimos avances de Gipuzkoa Living Lab, la iniciativa de I+D colaborativa para desarrollar servicios y tecnologías viarias avanzadas de transporte inteligente, seguridad vial y eficiencia energética en las carreteras de Gipuzkoa. La ocasión ha servido para dar los detalles de algunas de las experiencias piloto de inteligencia artificial desarrolladas en los últimos meses y que próximamente veremos en nuestras carreteras. La rueda de prensa ha contado también con la presencia del director de Transporte y Movilidad Sostenible de Ceit, Alfonso Brazález, partner tecnológico de la Diputación en el desarrollo de Gipuzkoa Living Lab.

Gipuzkoa Living Lab es nuestra herramienta para experimentar sobre el terreno las tecnologías y sistemas que las carreteras inteligentes, conectadas y sostenibles del futuro van a necesitar”, ha explicado Olano. Se trata de “un salto conceptual hacia una nueva fase en las carreteras”. Así, Gipuzkoa completará progresivamente “el tiempo de los grandes desarrollos de infraestructuras, con la Rotonda de Gipuzkoa ya finalizada, para entrar de lleno en la era de la inteligencia artificial, con carreteras más seguras, eficientes y cómodas, gracias a la última tecnología”.

            De este modo, son tres las iniciativas que los responsables forales han presentado en la rueda de prensa, como muestra de los avances de Gipuzkoa Living Lab, y que entrarán en funcionamiento en diferentes puntos de la red de carreteras de Gipuzkoa: el despliegue tecnológico en el corredor transfronterizo de la AP-8/AP-1, la experiencia piloto en Orio para la detección de sustancias contaminantes y la demo de un nuevo sistema inteligente de seguridad vial para cicloturistas que se llevará a cabo en Gaintxurizketa en unas semanas.

Medición de contaminantes

La experiencia piloto más reciente se ha desarrollado en la salida del semi-enlace de la AP-8 en Orio, la semana del 6 de febrero, donde se ha instalado un sistema de medición y control de emisiones de sustancias contaminantes. El sistema testado está dotado de una cámara de visión artificial y dos sensores ópticos, uno en cada lado de la carretera, que detectan el vehículo y pueden medir en tiempo real la longitud de onda de compuestos como el CO2 u otros contaminantes emitidos por el vehículo. La diputada Aintzane Oiarbide ha destacado que se trata de “uno de los proyectos de innovación más interesantes del departamento, y pionero a nivel estatal y europeo, utilizando este tipo de tecnología en las carreteras para efectuar mediciones en vivo”. Los datos se registran en una plataforma que “proporciona información exacta realmente útil, tanto para las y los conductores como para el departamento”, y ha adelantado que “muy pronto veremos instalada esta tecnología en nuestras carreteras”. En palabras de Oiarbide, “este tipo de tecnología nos ofrece la oportunidad de ajustar la tarificación de los peajes en base a la polución real que emiten los vehículos y disponer de una tarificación más justa, en sintonía con las cada vez más exigentes directrices europeas”. Gipuzkoa contará con información de primera mano para conocer y controlar la contaminación en las carreteras, que servirá para sensibilizar realmente del nivel de contaminación de los vehículos con datos puntuales y precisos. Además, una vez instalado el sistema inteligente, las aplicaciones son muy diversas y se podrían incluso detectar ciertas averías en los vehículos en el momento o usarse para regular el acceso a las futuras zonas de baja emisión de las ciudades.

Seguridad vial para ciclistas

La segunda demo que se llevará a cabo en las siguientes semanas tendrá lugar en Gaintxurizketa, y se tratará de una experiencia piloto relacionada con la seguridad vial en las carreteras donde circulan cicloturistas en tramos complicados o de poca visibilidad. La experiencia piloto se efectuará en unas semanas en la GI-636, entre la zona del trenzado de carreteras y la subida al alto, un tramo en pendiente y con una curva, muy frecuentado por cicloturistas durante todo el año. El sistema inteligente contará con una cámara de visión artificial y una baliza de comunicación en la entrada a la carretera y se instalarán sensores a lo largo de dicho tramo. Estos dispositivos detectarán la presencia de las y los ciclistas en la carretera y recogerá la información sobre su situación. Los vehículos que dispongan de dispositivos habilitados serán alertados de la presencia y la situación de estos mediante la información transmitida a través de las balizas, que también trasmitirán la información a dos señales de alerta con pantalla que se activarán únicamente cuando haya presencia de cicloturistas en la carretera. Tras la prueba, el departamento de Infraestructuras Viarias comenzará a diseñar el plan para instalar este sistema en los puntos prioritarios del territorio.

Corredor cooperativo transfronterizo

Gipuzkoa Living Lab arrancó en 2021, con una primera etapa de adecuación y equipamiento como banco de pruebas de nuevas tecnologías viarias en las carreteras AP-8 y AP-1. El corredor transfronterizo está provisto de un sistema de balizamiento y comunicación como infraestructura tecnológica de base. A lo largo de 2022 se han desplegado los sensores y balizas que ya están operativos en las zonas de Zarautz y Donostia y en el peaje de Irun y la zona de Txingudi. Se prevé que para finales de este año se complete la instalación del sistema que contará con 25 dispositivos de detección y comunicación por todo el corredor.

Paralelamente, el servicio informático en la nube para procesar la información ya está desarrollado y se está ultimando la adaptación para los teléfonos móviles con sistemas operativos de Android, con una aplicación propia. Posteriormente se desarrollarán la versión para Android Auto, y las versiones para Apple (iOS y Apple Car) y los diferentes sistemas integrados de comunicación y seguridad de los vehículos. El sistema en la nube, desarrollado por IZFE, analiza la información en tiempo real que le proporcionan los sensores de las carreteras y lo combina con diferentes fuentes de datos en la nube (como modelos meteorológicos, aplicaciones de tráfico o información vía satélite). La inteligencia artificial proporciona información predictiva de seguridad vial y conducción eficiente a las y los conductores en tiempo real.

            Finalmente, cabe destacar que el corredor transfronterizo guipuzcoano ha despertado gran interés a nivel europeo por su situación estratégica dentro de uno de los ejes de transporte principales del sur del continente. La Diputación Foral de Gipuzkoa y la Comunidad de Aglomeración del País Vasco en el Estado Francés están trabajando conjuntamente para desarrollar el corredor más allá de la muga. Además, esta colaboración se extiende con el nuevo consorcio transeuropeo del que Gipuzkoa forma parte, con Diputación Foral de Bizkaia, Ceit, Tecnalia y Basque CCAM, por una parte; y Atlandes, concesionaria francesa de la A-63 en la zona de las Landas, por otra.

Iniciativas colaborativas y abiertas

El socio tecnológico de Gipuzkoa Living Lab es el centro tecnológico Ceit, con el que el departamento lleva ya cuatro años desarrollando este proyecto. De esta manera, el centro ha puesto a disposición del departamento de Infraestructuras Viarias sus activos desarrollados en este ámbito, aportando tanto el conocimiento como la tecnología para los desarrollos. En este sentido, el responsable de Ceit, Alfonso Brazález, ha hecho hincapié en la necesidad de una estrategia de movilidad dirigida por la visión cero accidentes y la neutralidad climática, de cara a futuro. Brazález ha destacado, además, que “a día de hoy Gipuzkoa está situada a la vanguardia de la nueva movilidad gracias al gran potencial del territorio en muchos aspectos”.

Gipuzkoa Living Lab busca también extender su vocación colaborativa a las empresas, universidades y centros tecnológicos que estén interesados en testar o desarrollar sus servicios y tecnologías en este banco de pruebas. Según ha adelantado el diputado general, “varias start-ups y centros tecnológicos están ya probando desarrollos en el corredor transfronterizo y desde la Diputación queremos hacer un llamamiento para que muchas más se vayan sumando a esta iniciativa puntera”.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *