EL RECUERDO A TODAS LAS VÍCTIMAS PROTAGONIZA UN AÑO MÁS LA OFRENDA CIUDADANA DEL DÍA DE LA MEMORIA

Comparte/Partekatu

EL RECUERDO A TODAS LAS VÍCTIMAS PROTAGONIZA UN AÑO MÁS LA OFRENDA CIUDADANA DEL DÍA DE LA MEMORIA

  • El monolito situado junto a la pérgola del Parque de Doña Casilda ha vuelto a convertirse hoy en lugar de recuerdo y homenaje a las víctimas del terrorismo y de la violencia política en Bilbao, con un acto presidido por el Alcalde Juan Mari Aburto, junto a la Corporación Municipal y el Foro Bilbao para la Paz y la Convivencia, que ha contado con la participación de representantes políticos e institucionales y una amplia representación de la sociedad bilbaina.

El recuerdo a las víctimas del terrorismo y de la violencia política ha protagonizado un año más la ofrenda ciudadana que el Ayuntamiento de Bilbao y el Foro Bilbao para la Paz y la Convivencia organizan en torno al monolito situado junto a la pérgola del Parque de Doña Casilda, con motivo del Día de la Memoria.

El acto, abierto a la participación del conjunto de la ciudadanía, ha estado presidido por el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, junto al resto de la Corporación Municipal e integrantes del Foro Bilbao para la Paz y la Convivencia, y ha contado con la participación de distintos representantes políticos e institucionales, así como una amplia representación de la sociedad bilbaina.

Con acompañamiento musical de la Banda Municipal de Txistularis, la ofrenda floral ha incluido la lectura de un texto de homenaje y recuerdo a las víctimas por parte de alumnos y alumnas de Escolapios Bilbao, La Salle Bilbao y Artxandape ikastola.

El acto se ha completado con la lectura de los nombres de todas las víctimas del terrorismo y de la violencia política en Bilbao.

El Día de la Memoria fue instaurado en mayo de 2010 por las instituciones vascas, que eligieron el día 10 de noviembre para esta conmemoración porque en esta fecha no se ha producido nunca ningún atentado mortal.

Desde entonces, el monolito situado junto a la pérgola del Parque de Doña Casilda Iturrizar –inaugurado el 2 de febrero de 2006– se ha convertido cada año en punto de encuentro para honrar y recordar a las víctimas del terrorismo y de la violencia política, con la única excepción del año 2020, a causa de la pandemia del Covid-19.

TEXTO DE HOMENAJE LEÍDO EN EL ACTO

Caminando hacia la reconciliación

De nuevo recordándote, recordando a quienes un aciago día arrancaron la vida, igual que hicieron contigo. Aquel día y aquella hora no se borran de mi memoria. Se nos quebró el aliento. Nuestra vida y nuestra historia cambiaron para siempre.

Hubo a quien robaron la esperanza de un amor para toda la vida, a quien destrozaron su despreocupada niñez, hubo también quien perdió su confidente incondicional aquel día que en unos segundos fue noche. .. Todo eso, y mucho más, perdimos. Es así, por más que vayan pasando los años. No lo olvido, no lo olvidamos. Pero hablar de ello sin rencor, desde el amor que te tenemos en casa, nos hace bien, nos reconforta.

Ya ves, vamos viviendo sin tu presencia, pero caminando junto a ti. Lo descubrí tiempo después de que de que te mataran. Tardé en salir del espanto y de la oscuridad en la que nos sumió el destrozo que nos hicieron pero, cuando pude empezar a pensar, vi con claridad cuál era el camino, cuál era el que tú nos estabas indicando desde tu inabarcable generosidad.

Vamos avanzando y recorriendo la hoja de ruta que nos conducirá donde tú quisiste, donde tu sacrificio y el de toda nuestra familia nos van llevando. Vamos hacia la reconciliación. Es difícil, aún quedan obstáculos, lo sé, lo sabemos, pero tu recuerdo, tu dignidad, la dignidad de todas las víctimas, nos lo exigen.

Con esta emoción nos hemos reunido hoy, 10 de noviembre, para fortalecer nuestro ánimo y continuar el legado de dignidad que os debemos a las personas que fuisteis llevadas violentamente a la muerte.

Hace un tiempo que no vivimos nuestra pena en soledad. Nos acompañan personas amigas y ésa es nuestra alegría. Nos acompañan y reconfortan las instituciones vascas, y ello nos anima a continuar en el ejercicio de superación que para todos nosotros, para todas nosotras, es el compromiso con la reconciliación.

Me gusta recordar las palabras de un anciano vasco, superviviente de una guerra atroz: la distancia no es el olvido; lo es el silencio. Por eso y para eso hablamos. Para no olvidar, para seguir mirando al futuro con esperanza. Con la esperanza y la convicción de que desde el reconocimiento y la reparación iremos a la reconciliación en Euskadi. Es el camino, nuestro camino.

FORO BILBAO PARA LA PAZ Y LA CONVIVENCIA


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *