El programa Kontrata30 de Bizkaia ayudará a la integración laboral de jóvenes con cualificación en empleos acordes a su formación

Comparte/Partekatu

A través de incentivos a la contratación para personas de hasta 30 años con titulación universitaria, grado superior o medio de FP o certificado de profesionalidad sin experiencia laboral previa. Kontrata30 es una inversión extraordinaria en el contexto de la crisis provocada por el COVID19 que se suma a los cinco millones del Plan para la Defensa del Empleo.

La Diputación Foral de Bizkaia ha puesto en marcha el programa de incentivos a la contratación llamado Kontrata30, que pretende ayudar a la primera inclusión laboral de jóvenes con cualificación en puestos de trabajo acordes a su formación.

El programa para incentivar la contratación en prácticas ha sido desarrollado por el Departamento Foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad y se apoya en una inversión extraordinaria de dos millones de euros en el contexto de la crisis generada por el COVID19, cantidad que se suma a los cinco millones del Plan para la Defensa del Empleo.

El contrato en prácticas está dirigido a personas jóvenes de hasta 30 años con titulación universitaria, grado superior o medio de FP o certificado de profesionalidad, por ser un colectivo que tiene difícil el acceso al mercado laboral, y actualmente por el impacto que la crisis sanitaria ha producido en el mercado de trabajo.

La Diputada Foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, Teresa Laespada, ha explicado que en los distintos análisis y diagnósticos sobre el impacto en el empleo de la crisis sanitaria provocada por la COVID 19 se resalta la afectación en personas jóvenes con cualificación universitaria o de Formación Profesional.

«Por tanto, se trata de un programa de apoyo a la inserción laboral de las personas jóvenes, previniendo de esta manera la cronificación del desempleo joven y de apoyo a las empresas para la incorporación de talento a sus plantillas favoreciendo con ello la recuperación y regeneración del empleo», ha precisado.

De igual modo, ha recordado que la crisis del COVID 19 ha obligado a «la hibernación de la actividad comercial-económica de muchos de los sectores productivos y, en especial, del conjunto de autónomos y autónomas, PYMES y microempresas», lo que supone que se encuentran ante una falta de facturación y liquidez «vital a la hora de mantener, generar empleo e incorporar nuevo talento a sus plantillas».

A través del contrato que se apoya con Kontrata30 la persona joven adquiere conocimientos prácticos para la profesión en la que está titulada, completando así los conocimientos teóricos ya adquiridos. Por otra parte, a través de dicho contrato se facilita a las empresas la contratación de personas recién tituladas, para que éstas puedan a su vez adquirir la experiencia necesaria y adecuada a su nivel de estudios


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *