Quantcast

El Pobre de mí supone el final de unos Sanfermines marcados por la tensión política en el Ayuntamiento y por una posible agresión sexual

Foto: José Ángel Ayerra
Comparte/Partekatu

Un multitudinario y tranquilo Pobre de Mí ha indicado el final de los Sanfermines después de 9 días y 204 horas de fiesta ininterrumpida

El Pobre de Mí de este domingo 14 de julio ha sido mucho más tranquilo de lo que se esperaba. Enrique Maya ha calificado los Sanfermines de este año de «estupendos» ante una abarrotada plaza del Ayuntamiento. Después de lo ocurrido en el Chupinazo, donde varios ediles tuvieron un forcejeo a causa del intento de colocar una ikurriña en el balcón y de los incidentes en la calle Curia, el Pobre de Mí se presentaba complicado. Además, durante los últimos días se ha conocido un posible caso de agresión sexual durante las fiestas.

Y es que la política ha estado muy presente durante las fiestas, especialmente en actos como el Chupinazo o la procesión. Sin embargo, en este Pobre de Mí, la política ha quedado relegada a un segundo plano y la cordialidad y tranquilidad en el interior del Ayuntamiento ha sido total.

Los asistentes a La Plaza Consistorial también han mantenido la neutralidad, y tan solo se han podido escuchar algunos tímidos silbidos en contra del nuevo alcalde de Pamplona, Enrique Maya. Una plaza del Ayuntamiento abarrotada entonaba el tradicional ‘Pobre de mí’ que ponía el punto final a las fiestas de San Fermín de este 2019. A las doce en punto de la noche de este 14 de julio una abarrotada Plaza del Ayuntamiento ponía el broche de oro a nueve días de fiesta en el tradicional ‘Pobre de mí’.

Miles de personas con velas en las manos y pañuelos en alto han acudido a la plaza del Ayuntamiento para despedir la fiesta. Enrique Maya se ha dirigido a ellos y, para su decepción, les ha comunicado que «han terminado las fiestas de San Fermín, las mejores fiestas del mundo».

Tanto Maya como los asistentes a la plaza han empezado ya a pensar el los Sanfermines del año que viene, para los que «ya falta menos». Así, con la Plaza Consistorial repleta de velas y pañuelos en alto y al son del tradicional ‘Pobre de mí’ Pamplona ha despedido sus queridos Sanfermines de este año 2019, poniendo ya su pensamiento y energía en planear los del año que viene.

Por último, Enrique Maya ha ofrecido un brindis en el interior del Ayuntamiento. En él, ha calificado los Sanfermines de este 2019 de «estupendos». Aun así, pensando en los Sanfermines del año que viene, ha dicho que «lo mejor está por llegar».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *