El Gobierno Vasco considera que la evolución del PIB confirma una tendencia positiva iniciada a finales de 2020

Comparte/Partekatu

El Gobierno Vasco, a través del Departamento de Economía y Hacienda, considera que los datos de evolución del PIB de Euskadi del primer trimestre de 2021, hechos públicos hoy por Eustat, confirman la tendencia positiva de la economía iniciada en el tercer trimestre de 2020. De hecho, es el tercer trimestre consecutivo que ofrece tasas positivas.


De acuerdo a estos datos, el PIB de Euskadi ha ascendido en los tres primeros meses de este año un 0,2% en relación al trimestre precedente, según las estimaciones del Avance de Cuentas Trimestrales realizadas por el Instituto Vasco de Estadísticas (Eustat).


A juicio del Departamento de Economía y Hacienda, el crecimiento observado (0,2%) es, sin embargo, el más bajo de los tres últimos trimestres. Esta débil evolución de la economía se explica por su coincidencia en fechas con la tercera ola de la pandemia en Euskadi (el máximo de contagios de la tercera ola se produce a mediados del mes de febrero) y pone de manifiesto su estrecha correlación con la evolución de la enfermedad y las consiguientes medidas restrictivas de la actividad económica que esta obliga a tomar. Por ello, es más que probable que no se empiece a ver crecimientos más sólidos en el ciclo económico hasta que, vía vacunas, se consiga el suficiente grado de inmunidad de rebaño y se vuelva a una cierta normalidad.


Respecto a la caída interanual del 2,9% que indica el Eustat en sus estimaciones del Avance de Cuentas Trimestrales, es preciso tener en cuenta que refleja una situación puramente estadística. Se compara el período actual de ligera recuperación tras la gran caída causada por la pandemia, con el primer trimestre de 2020 en el que el impacto de la pandemia no se había manifestado con toda su crudeza (el desplome más fuerte de la economía se produce en el segundo trimestre de 2020). Será con el dato del segundo trimestre cuando las comparaciones interanuales empiecen a cobrar formalmente sentido.


Los datos de empleo reflejan una evolución ligeramente más positiva que el PIB, pero comparten la misma tendencia. Como en el caso del PIB, la comparación interanual no tiene, en este caso, mucho sentido.


Por último, en valoración del Departamento de Economía y Hacienda, es importante resaltar que el avance del Eustat no se aleja mucho de la previsión de la Dirección de Economía y Planificación, ni en PIB (-2,9% frente a nuestro -2,5%) ni en empleo (-2,1% frente a nuestro -2,5%); un poco peor en PIB y un poco mejor en empleo.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.