El laboratorio BADALAB de lengua e innovación inicia su andadura, fruto de la colaboración entre instituciones y agentes sociales del euskera

Comparte/Partekatu

Creado en el seno de Etorkizuna Eraikiz, generará un “espacio de experimentación referencial” para la revitalización del euskera y la igualdad lingüística; la Diputación ha acogido hoy el acto de formación del consorcio que impulsará su creación

El Laboratorio de Innovación Lingüística y Social BADALAB nace con el objetivo de convertirse en un “espacio de experimentación referencial” en la revitalización del euskera y en la promoción de la igualdad entre los hablantes. Con este objetivo han puesto en marcha hoy este nuevo proyecto representantes de las instituciones vascas y del mundo del euskera, presididos por el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, en un acto de firma celebrado esta mañana en la Diputación Foral, en el que se ha conformado el consorcio que sustentará este centro de referencia.     

Badalab será el séptimo proyecto estratégico que se desarrollará en el seno del programa Etorkizuna Eraikiz, después de los anteriormente creados Ziur, 2deo, Labe, Adinberri, Mubil, ArantzazuLab y Naturklima.  En este caso, tendrá como objetivo incorporar “variables de innovación y experimentación” en el proceso de revitalización del euskera y, al mismo tiempo, situar la variable lingüística en los procesos de innovación social. Así, tratará de identificar nuevas oportunidades para el euskera e incidir en ellas, proponiendo nuevos prototipos. Su objetivo será experimentar con la tecnología lingüística, asimismo.

Partiendo de estos objetivos, badalab tratará de alcanzar tres grandes resultados a través de su actuación. En primer lugar, la generación de un ecosistema renovador y diverso que fortalezca el uso del euskera, con la participación de nuevos y múltiples agentes, para que la lengua vasca esté presente en los nuevos contextos que surgen constantemente y se intensifique su uso en estos ámbitos. En segundo lugar, pretende llevar a cabo prototipos y propuestas sociales valientes para que proyectos e iniciativas innovadoras que abran nuevos horizontes en el seno de la sociedad se pongan en marcha en euskera. En tercer lugar, buscará crear nuevas narrativas y vivencias impactantes en euskera, en formatos y contextos diversos y digitales, creando oportunidades para vivir más situaciones novedosas y memorables en euskera (ocio, cultura, trabajo, creación, etc.).

Pionero a nivel internacional

Sobre estos cimientos badalab iniciará su recorrido en los próximos meses en el edificio Torrekua de Errenteria, donde tendrá su sede provisional. También desarrollará su vocación de convertirse en referencia más allá de las fronteras de Euskal Herria desde sus inicios, ya que se trata de un proyecto pionero a nivel internacional. Así, será una referencia para todas las personas que trabajan en la revitalización de las lenguas minoritarias.

El proceso de reflexión sobre los objetivos y el diseño del laboratorio se viene desarrollando desde 2018, liderado por la Diputación Foral de Gipuzkoa, Langune, Elhuyar y Emun, junto con el Cluster de Sociolingüística, con la participación del resto de instituciones y representantes del ámbito del euskera.  Este proceso ya se encuentra avanzado y en la reunión de trabajo de hoy se han adoptado los dos primeros acuerdos para la puesta en funcionamiento de badalab: por un lado, la constitución del consorcio formado por las entidades públicas y sociales que fomentarán el proyecto, y, por otro, la composición de la comisión de gobierno que liderará el inicio de su andadura.

Como reflejo del “carácter cooperativo” del Laboratorio de Innovación Lingüística y Social, han tomado parte en la reunión el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano; el consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria; la alcaldesa de Errenteria, Aizpea Otaegi; el secretario general de Kontseilua, Paul Bilbao; el director general del Cluster de Sociolingüística, Imanol Larrea; el director general de EITB, Andoni Aldekoa; la rectora de la UPV/EHU, Eva Ferreira; la directora general de ArantzazuLAB, Naiara Goia; la directora general de Langune, Lohitzune Txarola; y el presidente de Euskaltzaindia, Andrés Urrutia.

Futuro y colaboración para el euskera

El diputado general de Gipuzkoa ha recordado que actualmente se están produciendo “transformaciones profundas” en todo el mundo, tales como la digitalización, el cambio climático o el aumento de la diversidad social, entre otros. “Estos nuevos paradigmas afectan de forma notable a las lenguas minorizadas y el euskera no es una excepción. Ante las interrogantes y los desafíos que se nos plantean, es vital alumbrar nuevos objetivos y proyectos innovadores. Tenemos que crear recursos y contextos para la experimentación, también creados en colaboración, porque sólo así conseguiremos responder a estos retos de forma exitosa y garantizar el futuro del euskera. Los nuevos tiempos exigen nuevas herramientas, proyectos, recursos, de modo que el laboratorio viene a trabajar de acicate en ese esfuerzo”, ha resumido.

Olano ha señalado que Gipuzkoa tiene como objetivo ser la comunidad con menores niveles de desigualdad en Europa y ha considerado que, para alcanzar esta meta, resulta “imprescindible” garantizar y promover la “igualdad lingüística”. Según ha añadido, “tres de los rasgos más característicos” de nuestro territorio coinciden en la creación de badalab. “La cooperación, la innovación y el propio euskera se encuentran en el núcleo de nuestra forma de ser. Tenemos que incidir en esos tres valores, porque tenemos que ofrecer colaboración y futuro al euskera y a las y los euskaldunes”, ha reivindicado.

En el origen de este proyecto se encuentra el proceso participativo denominado “Euskalgintzaren berrikuntza palankak”, iniciado por la dirección foral de Igualdad Lingüística en la legislatura 2015-2019. En él se identificaron varios factores fundamentales para incrementar la eficacia del proceso de revitalización de la lengua. Al mismo tiempo, el programa Etorkizuna Eraikiz, creado para abordar los retos de futuro en Gipuzkoa en colaboración con la sociedad, asumió el reto de impulsar la innovación en el ámbito del euskera, y, así, se enmarcó en el plan estratégico 2020-2023 de la Diputación Foral el proyecto de creación de un laboratorio de innovación lingüística: “se constituirá como un ecosistema vivo, con el fin de impulsar proyectos experimentales y fomentar la implantación del euskera en igualdad de condiciones con el castellano en el entorno multilingüe en el que vivimos”.

Por otra parte, el proyecto se alinea plenamente con la hoja de ruta presentada por el Gobierno Vasco para la promoción del euskera en el ámbito digital para el periodo 2021-2024, así como con las políticas que la Unión Europea está implantando para la promoción de la igualdad entre las lenguas de forma digital. Asimismo, se ha creado una red cuyo objetivo es alcanzar la plena igualdad digital lingüística en Europa para el año 2030 –European Language Equality–, con la participación de diversos organismos académicos, institucionales y empresariales europeos.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *