El Gobierno Vasco espera que la evolución positiva de datos permita a primeros de octubre «aligerar» medidas

Comparte/Partekatu

Quiere «recuperar un funcionamiento social menos condicionado por las medidas limitativas» y avanzar hacia la «máxima normalidad posible»

El secretario general de Transición Social y Agenda 2030, Jonan Fernández, ha explicado este miércoles que el Gobierno Vasco trabaja en este momento con la hipótesis de que «a primeros de octubre, la evolución positiva de los datos permita dar un salto cualitativo en el aligeramiento de las medidas restrictivas» y «recuperar un funcionamiento social menos condicionado por las medidas limitativas».

«Las medidas que se adopten en clave de flexibilización afectarán a horarios, aforos, estructuración de actividades y la idea va a ser avanzar hacia la máxima normalidad posible. Seguramente no hacia una normalidad del cien por cien, pero a algo que se le aproxime bastante», ha indicado.

En la Comisión de Salud del Parlamento Vasco, Fernández ha recordado las últimas medidas adoptadas por el Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) para suavizar las restricciones establecidas en la Comunidad Autónoma Vasca para evitar la propagación de la covid-19 y ha dado a conocer los últimos datos de incidencia de la pandemia.

Según ha informado, en la semana del 13 al 19 de septiembre se han registrado en Euskadi 21 fallecimientos de personas con covid-19 como causa directa, 15 menos que la semana anterior. En los hospitales vascos actualmente hay 110 personas ingresadas y en las UCI 49 pacientes con coronavirus, uno menos que la jornada anterior.

Además, este pasado martes se han registrado 138 nuevos contagios, 19 más que la jornada anterior. Con 6.815 pruebas diagnósticas realizadas, la tasa de positividad es del 1,9% y la tendencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes continúa bajando hasta los 109,29 casos.

«Con un nivel moderado de incidencia en el que estamos, lo importante es seguir a la baja. Es posible, es uno de los escenarios, que el ritmo de descenso se desacelere en los próximos días o semanas. Lo importante es que se mantenga la tendencia a la baja», ha indicado antes de recordar que este es uno de los indicadores fijado por la comisión científico-técnica.

Fernández ha explicado que si la evolución de los datos «sigue siendo positiva», ya que todos los indicadores se mantienen a la baja desde hace 53 días, el objetivo –tal y como había planteado la Comisión científico-técnica del LABI el pasado 2 de septiembre– será «dar un nuevo paso», a primeros de octubre, en la «recuperación de un funcionamiento social menos condicionado por las medidas limitativas».

Por ello, ha explicado que el Gobierno Vasco trabaja en este momento con la hipótesis de que «a primeros de octubre, la evolución positiva de los datos permita dar un salto cualitativo en el aligeramiento de las medidas restrictivas».

Asimismo, ha recordado que este jueves vuelve a reunirse la Comisión científico-técnica pero ha recordado que se trabaja siempre con distintos escenarios, ya que se contempla también la «eventualidad de escenarios negativos de retroceso sobre cambios de tendencia».

«Va a ser fundamental que en las próximas semanas sigamos manteniendo los principios básicos de prevención en las interacciones sociales», ha insistido.

No obstante, ha recordado que los expertos no ven «prudente» hacer predicciones de evolución que vayan más allá de tres o cinco días, por lo que ha explicado que «sería aventurado adelantar las medidas que se van a flexibilizar dentro de diez o quince días».

MÁXIMA NORMALIDAD POSIBLE

«Las medidas que se adopten en clave de flexibilización afectarán a horarios, aforos, estructuración de actividades y la idea va a ser avanzar hacia la máxima normalidad posible. Seguramente no hacia una normalidad del cien por cien pero a algo que se le aproxime bastante».

En este sentido, ha aclarado que «no se puede hablar de que una medida en concreto tiene un impacto determinado y que se establece una causa-efecto por una medida analizada de modo aislado» porque «es un sistema de medidas preventivas el que produce resultados».

Respecto a la vacunación, ha explicado que la idea del Gobierno Vasco es seguir avanzando al mismo ritmo que hasta ahora, siguiendo en todo momento las orientaciones que se acuerdan en el Consejo Interterritorial de Salud, las directrices de la OMS y también de la Agencia Europea del Medicamento, tanto para las dosis de refuerzo como a la vacunación de menores de 12 años. «No queremos actuar por libre. Queremos buscar una actuación concertada», ha señalado.

También ha recordado que el objetivo del Ejecutivo vasco es que a primeros del próximo mes de octubre se haya conseguido una tasa de vacunación del 90% de la población diana con pauta completa.

Asimismo, ha defendido la gestión realizada por el Ejecutivo en la gestión de las ‘olas’ pandémicas, ya que el objetivo debe ser conseguir que «no se desmadre, y que cambie la tendencia al alza de la ola, lo antes posible». «Eso es algo que ha conseguido Euskadi en todas las olas que hemos tenido hasta ahora. El pico de la ola ha sido más bajo en Euskadi que en la mayor parte de las comunidades», ha asegurado.

Por último, ha explicado que la voluntad del Gobierno Vasco de recuperar la atención presencial sanitaria es «compatible» con el mantenimiento de algunos servicios telefónicos, «si eso produce un beneficio en el funcionamiento global del sistema».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.