Comparte/Partekatu

Los aragoneses logran una victoria obligatoria ante los guipuzcoanos

El Éibar da un respiro al Huesca, que sigue creyendo en su salvación, tras perder por 2-0.

Con este triunfo, el equipo de Rodríguez gana tiempo, a pesar de que tiene más de pie y medio en Segunda División.

Así, el Huesca no se doblegó ante los armeros, que bien es cierto que tampoco se jugaban nada ya que se encuentran cómodamente situados en mitad de tabla.

Ambos clubs comenzaron con el objetivo de no arriesgar. El Huesca no daba muchos problemas, tenía mucho en juego y sabía que cualquier error podría ser mortal. Aún así, comenzaron a perder el miedo y a dominar el encuentro.

Tras el descanso, vendría su recompensa. “Cucho” Hernández rescataba un balón y se lo pondría perfecto a Enric Gallego, que con un taconazo, abriría el marcador.

Sin tiempo para similar el tanto, llegaría el segundo. “Chimy” Ávila sería el autor y cerrar prácticamente el partido.

Apenas habría más sustos hasta el pitido final. Los guipuzcoanos dejando la sensación de no haber pisado el terreno de juego, y los aragoneses con la fe de continuar un año más en la máxima categoría.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *