Foto y agradecimiento Real Betis Balompié
Comparte/Partekatu

Los armeros han realizado un partido muy convincente, pero han tenido que gestionar la desventaja inicial después de que los locales se adelantaran en el marcador. Sin embargo, en el segundo tiempo un penalti transformado por Orellana ha hecho justicia a las buenas sensaciones de los armeros y ha permitido sumar un punto en un campo complicado como es el Benito Villamarín

Los armeros han presionado de manera intensa y ordenada la salida de balón bética desde el minuto inicial. Así, pronto han llegado los primeros acercamientos. Orellana ha dispuesto de una clara ocasión en el minuto diez del encuentro, pero Paul López ha desviado a córner. El conjunto local apenas ha podido romper líneas de presión en el primer acto, pero ha sido en una de esas ocasiones en las que ha conseguido adelantarse en el marcador. Sanabria ha aprovechado un pase dentro del área de Tello para hacer el 1-0.

Lejos de bajar los brazos, los eibarreses han seguido creyendo en sus posibilidades y se han puesto a trabajar en busca del empate. En la reanudación, la firmeza mostrada por los armeros ha obligado al Betis a dar un paso atrás mientras el Eibar buscaba el gol con ahínco. Tras una clara ocasión de Enrich, el árbitro ha decretado la pena máxima a favor de los armeros. Orellana ha sido el encargado de lanzar desde lo once metros y poner el empate en el luminoso.

El equipo ha seguido mirando hacia delante y buscado el tanto de la victoria. Kike García incluso ha podido conseguir volver a batir la meta verdiblanca, pero su disparo dentro del área se ha marchado desviado por poco. De esta manera, el Eibar ha conseguido sumar un meritorio punto en el Benito Villamarín y termina un 2018 sumando, en casa de un conjunto difícil.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *