Comparte/Partekatu

Tres minutos le bastaron al Valladolid para dar la vuelta al partido y dejar K.O a los armeros

El Éibar se ha llevado un duro golpe anímico esta mañana en el partido que le enfrentada al Real Valladolid. Y no es para menos, ya que han sufrido una remontada en los últimos minutos, después de ir ganando todo el encuentro.

Orellana fue el encargado de abrir marcadores en el 54. Pero todavía quedaban las sorpresas del día. El VAR actuaba de oficio en el añadido y concedía penalti para los pucelanos tras una jugada dudosa de Dmitrovic.

Verde no perdonaba y el encuentro se igualaba a escasos cuatro minutos. El tanto acabaría por descontrolar a los vascos y romperle todos sus esquemas. Un error de Cote provocaría el trágico final. Sergi Guardiola se quedaba frente al portero y, con un sutil toque de balón, abate al guardameta sin problemas.

Ya no había tiempo para más. El árbitro daba por finalizado el encuentro y, mientras los pucelanos daban un paso de gigante por la permanencia, los armeros sufrían otro duro golpe que cada vez les aleja más de los puestos de arriba, situándoles a mitad de tabla.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *