Euskadi Capital

El Dr. Alan Hernández expone los beneficios de la cirugía laparoscópica

Comparte/Partekatu

La complejidad y riesgos de las cirugías son factores a los que un cirujano se debe enfrentar diariamente.

Para mejorar las estadísticas, se han creado herramientas y tecnologías que permiten maximizar la precisión de la habilidad humana. Entre dichos avances se ubica la cirugía laparoscópica y, más recientemente, los robots cirujanos. Este tipo de intervención se caracteriza por tener menos riesgos, mejor cicatrización y recuperación. El Dr. Alan Hernández es uno de los cirujanos especializados en dicha técnica.

¿En qué consiste la cirugía laparoscópica?

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica que consiste en realizar pequeñas incisiones, menores a un centímetro de largo, en el abdomen. A través de dichas aberturas se introducen tubos cortos y delgados llamados trócares. A su vez, en ellos se insertan instrumentos alargados con los que el cirujano corta y cose los tejidos. Además, se introduce también una microcámara que proyecta la imagen en un monitor. De esta manera, se puede observar con mayor detalle todos los órganos abdominales y así ofrecer mejores resultados. Todo el procedimiento se realiza con el paciente bajo anestesia general.

La laparoscopia se recomienda para diagnosticar tumores, obstrucciones, infecciones o sangrados sin motivos visibles. Asimismo, puede usarse para tratar fibromas, quistes ováricos, prolapso pélvico y endometriosis, también se recomienda para extraer embarazos ectópicos, realizar una histerectomía o ligadura de trompas, así como para tratar la incontinencia urinaria.

¿Por qué la cirugía laparoscópica puede ser la mejor opción?

La laparoscopia es recomendada no solo para los pacientes, sino también para los profesionales, ya que les permite alcanzar mejores resultados. Gracias al uso de una microcámara y un monitor, el especialista puede tener una imagen más clara del interior del cuerpo. Además, las incisiones que se realizan son mínimas, por lo tanto, dejan cicatrices poco perceptibles. Para los pacientes, esto es un valor añadido a nivel estético y permite que el nivel de dolor sea muy bajo, debido a la herida pequeña.

Las características de esta cirugía hacen que existan menos riesgos de complicaciones durante y después de la operación. De esta forma, se reducen considerablemente las posibilidades de infecciones o pérdida de sangre. Para recibir una cirugía laparoscópica exitosa se recomienda ir con médicos especializados como el Dr. Alan Hernández, Médico Cirujano Militar graduado de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea de México. Además de tener reconocimiento por la cirugía mínimamente invasiva, el doctor también se especializa en cirugía general y en heridas como el pie diabético, las úlceras venosas y las ulceras por decúbito.

La salud es importante, por esto, es indispensable buscar los mejores procedimientos y la tecnología de última generación para tratar las enfermedades.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *