Comparte/Partekatu

Los vascos dominaron en todo momento a los canarios, que vieron como su público abandonaba el estadio antes de finalizar el encuentro

El Baskonia continúa intratable en Liga. Su víctima de hoy ha sido el Herbalife Gran Canaria (83-101).

Se trató de un encuentro muy igualado en los primeros minutos y en el que los canarios supieron aprovechar las bajas de Shengelia y Granger para mantener el encuentro abierto. Aún así, la gran actuación, una día más, de Voigtmann permitió a los vascos poner distancia poco a poco, manteniéndose siempre por delante en el marcador.

Lograron ir 12 arriba, pero gracias a Rabaseda y Eriksson, el resultado se volvía a comprimir de nuevo. Así, el descanso llegaría con una ventaja para los de Perasovic de 40-48.

El tercer tiempo sería un tira y afloja. Luca Vildoza daba un paso al frente y volvió a situar a los suyos 15 arriba. Pero no estaría todo cerrado. El exbaskonista Kim Tillie quería venganza y redujo otra vez distancias.

Con la entrada del cuarto tiempo, los canarios se hundieron. Perdían de 20 y comenzarían los pitos en la grada. Ya nada se pudo hacer, salvo maquillar un poco el resultado.

Una día más, Baskonia se hacía con un merecido triunfo.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *