Comparte/Partekatu

La mermada plantilla de los vitorianos no pudo resistir el choque y acabó flaqueando en el último cuarto

El Barcelona Lassa se hizo notar ayer en el Buesa Arena. Los catalanes consiguieron el encuentro frente a los de Perasovic por 73-82, en un partido en el estuvieron la mayor parte por debajo en el marcador.

La corta plantilla del Baskonia empieza a fallar y ayer quedó bien patente. Un partido donde apenas se elaboraban jugadas, se abusaba del tiro de tres y donde la defensa flaqueaba.

Al comienzo del choque, los baskonistas empezaron duro. Voigtmann estaba desatado y Diop no se quedaba muy atrás. Sólo gracias al acierto de Kevin Pangos y Chris Singleton, el Barcelona conseguía mantenerse cerca. Pero los de Perasovic se mantuvieron firmes y lograron acabar el primer cuarto por encima del marcador.

A la vuelta de descanso habría un cambio de papeles. Heurtel avisaba que eso no iba a ser fácil y las faltas que acumulaba ya Poirier iban a ir decantando el partido.

Además, la contundencia bajo el aro de Hanga y Blazic tocarían aún más a los vitorianos. El Barcelona se pondría por delante en el marcador y, ante un mermado Baskonia por el cansancio, lograría llevarse el partido.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *