José Angel Ayerra
Comparte/Partekatu

El Chimy Ávila igualó el tanto inicial de Iñaki Williams en el minuto 75, pero Kenan Kodro hizo el 1 a 2 definitivo tan solo 3 minutos más tarde y certificó la primera derrota de Osasuna como local en 602 días

Un gol del exrojillo Kenan Kodro ha puesto fin a la histórica racha de Osasuna de 31 partidos sin conocer la derrota en El Sadar. Osasuna, a pesar de las numerosas bajas, no ha realizado un mal encuentro y no ha merecido la derrota frente al Athletic Club. Y eso que el Athletic ha sido superior en la primera parte y se ha adelantado con un gol de Williams. En la segunda parte, Osasuna ha acorralado al Athletic en su campo y ha logrado el empate por medio del Chimy Ávila. Pero, cuando mejor estaba Osasuna, ha llegado el tanto de Kenan Kodro para acabar con la racha histórica de Osasuna de partidos sin perder como local. Como ocurrió en 1959, el Athletic volvía a acabar con el récord de Osasuna.

Osasusa regresaba a El Sadar con la intención de volver a ganar después del último empate en Getafe. Pero el partido iba a ser muy complicado tanto por el rival, el Athletic Club, como por las numerosas bajas que había en el conjunto rojillo. Jagoba Arrasate tuvo que modificar su once habitual, en el que ha introducido hasta cinco novedades. Sergio Herrera volvía a la portería tras la lesión de Rubén Martínez en el último choque en Getafe. En ese mismo partido se lesionó también Nacho Vidal, que hoy iba a ser sustituido por Lillo. En en el eje de la zaga, Roncaglia ocuparía el lugar de un Aridane lesionado en el amistoso frente a la Real Sociedad. Y, por último, Arrasate ha optado por el doble pivote formado por Brasanac y Mérida ante la sanción de Oier Sanjurjo por acumulación de tarjetas.

El Athletic, por su parte, contaba con las bajas de Iker Muniain y Aritz Aduriz. El sitio del txantreano ha sido ocupado por Oihan Sancet. Como delantero centro ha actuado el exrojillo Raúl García, que ha mostrado su poderío físico hasta el descanso, cuando ha tenido que ser sustituido por un golpe. En su lugar ha entrado Kenan Kodro, que posteriormente se convertiría en el gran protagonista del choque.

El conjunto bilbaíno llegaba a El Sadar con la intención de lograr su primera victoria de la temporada como visitante. Y lo ha dejado claro desde el sorteo de campo, en el que ha obligado a Osasuna a atacar a la portería de Graderío Sur durante la primera parte. Quizás por este cambio de ubicación, Osasuna ha estado bastante desorientado durante la media hora inicial. El Athletic era dueño del centro del campo, donde Oihan Sancet recibía con espacio para abrir a Williams, muy incisivo durante todo el partido.

Raúl García avisaba en el minuto 9, pero su gol iba a ser anulado por un fuera de juego milimétrico. 10 minutos después, Iñaki Williams adelantaría al Athletic aprovechando una buena asistencia de Oihan Sancet para batir por abajo a Sergio Herrera. Osasuna todavía no había aparecido en el partido y tan solo había inquietado a Unai Simón con un disparo lejano de Fran Mérida.

A partir de la media hora de juego, ha llegado la reacción rojilla y Osasuna ha dispuesto de varias ocasiones para igualar el partido antes del descanso. Juan Villar lograría batir al guardameta visitante, pero el tanto sería anulado por un fuera de juego que revisó el VAR. En los últimos minutos de la primera parte, Osasuna ha dispuesto de varias ocasiones de peligro. Primero, el Chimy Ávila ha rematado alto desde dentro del área. Ya en el tiempo de descuento, Unai Simón ha despejado a córner un gran remate de cabeza de Juan Villar a centro de Lillo. En ese saque de esquina, Darko Brasanac ha rematado en el primer palo, pero Unai Simón volvía a intervenir para evitar el empate.

La segunda parte arrancaba con nuevas ocasiones para un Osasuna que había mejorado notablemente su juego y que acorralaba en su campo al Athletic. Rubén García tuvo el empate en un centro raso del Chimy Ávila. Pero el extremo de Xàtiva, molestado en el último momento por Yuri, remató alto. Pocos minutos más tarde, Roberto Torres cruzó en exceso su disparó después de un gran balón entre líneas de David García. Torres volvería a intentarlo al rematar de cabeza en el primer palo un saque de esquina, pero Unai Simón, clave en la victoria visitante, volvía a salvar a su equipo.

El gol rojillo llegó en el minuto 75 de partido, cuando el Chimy Ávila remató a la red un centro de Adrián tocado por Cardona en el primer palo. Jagoba Arrasate había introducido a Adrián y a Cardona en lugar de Rubén García (que se dolía de un fuerte golpe) y de Juan Villar para buscar el empate. Y le salió bien. Osasuna había logrado igualar el partido y El Sadar creía en la remontada.

Sin embargo, la euforia rojilla duró apenas tres minutos. El exrojillo Kenan Kodro aprovechó un balón suelto en el área para anotar el 1-2 definitivo en el minuto 78 y confirmar la primera derrota de Osasuna en El Sadar después de 602 días. Kodro tan solo había disputado dos minutos está temporada y había pasado desapercibido en el encuentro, pero volvió a demostrar su gran olfato goleador para aprovechar el error de la zaga rojilla, que no consiguió despejar una falta lejana peinada por San José.

Después del mazazo del gol, Osasuna quedó muy tocado y apenas creó peligro. De hecho, estuvo más cerca el tercero del Athletic en un contrataque en el que Williams no pudo batir a Sergio Herrera.

Con esta derrota, Osasuna pone fin a la histórica racha de 31 partidos sin perder como local. Al igual que en 1959, el Athletic ha sido el encargado de acabar con el récord. En este caso, con Kenan Kodro como protagonista. El delantero bosnio sigue marcando goles históricos para Osasuna. El autor del tanto que certificaba el ascenso en Girona hace cuatro temporadas ha metido esta tarde el gol con el que acaba una racha histórica en El Sadar que será recordada durante mucho tiempo.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *