Foto y agradecimiento: Athletic Club
Comparte/Partekatu

El Athletic Club gana en el Abanca Balaídos 1-2 al Real Club Celt. Muniain e Iñaki Williams han sido los autores de los goles, mientras que Fran Beltrán ha marcado el tanto local

Primera y reparadora victoria fuera de casa en lo que llevamos de LaLiga.
Un triunfo que llega en el momento más oportuno y que ha sido merecido y no exento de sufrimiento, con un gol en el último segundo de la primera parte y la posibilidad del empate celtiña justo al final del partido.

Gracias al triunfo en Vigo el Athletic abandona, a día de hoy, los tres últimos lugares de la clasificación. A falta de una jornada para llegar al ecuador de LaLiga, la visita del Sevilla FC a San Mamés, los 19 puntos solo aseguran que el camino para salir del furgón de cola será largo.

Antes de jugar en el feudo celeste los resultados de los equipos de alrededor habían convertido el duelo en algo aún más trascendental y el equipo lo ha encarado como debía. Se ha adelantado con merecimiento al rematar Muniain un buen pase de Williams y, cuando parecía que el trabajo ordenado iba a dar sus frutos, ha llegado otro nuevo capítulo de la maldición de los descuentos y Fran Beltrán ha igualado la contienda antes del descanso.

La pregunta en los ambientes zurigorris era: ¿Sabrá el equipo reponerse del mazazo? La respuesta se ha vislumbrado nada más reanudarse el partido y, además, Williams ha recibido una asistencia de Herrerín y ha recuperado pronto la ventaja. En esta ocasión el equipo ha defendido con solvencia, ha rozado el 1-3 y, paradójicamente, ha estado a punto de revivir la maldición de los descuentos, muy repartida esta campaña, cuando Maxi Gómez ha cabeceado fuera por muy poco.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *