El Athletic sobrevive gracias a un gran gol de Raúl García

Agradecimiento Athletic Club
Comparte/Banatu

El Athletic Club ha empatado a un gol contra el RCD Espanyol en San Mamés. Ferreyra ha inaugurado el marcador y Raúl García, en la recta final del choque, ha igualado una contienda en la que el Athletic no pudo trenzar juego definitorio en ningún momento

Tal y como se esperaba, el Athletic salió con fuerza pero sin llegada al área, decidido a proseguir su buena racha en casa, aunque el Espanyol se ha encontrado demasiado pronto, y sin excesivo esfuerzo, con un gol a favor. El tanto de Ferreyra no ha mitigado el ímpetu rojiblanco, pero llevar el peso del partido no ha sido suficiente para nivelar la contienda. El Athletic no está preparado para ser protagonista en el encuentro. Un golpeo envenenado de Susaeta con la izquierda, bien desviado por Diego López, ha sido la única ocasión de toda la primera mitad. Terrible primer tiempo. Malo y sin lucidez

En el descanso Kenan Kodro ha sustituido un inoperante Iñaki Williams, que desde que desbordó en enero con su juego no ha vuelto a ser el que era, y el equipo se ha colocado con un 4-4-2 bastante nítido. El monopolio del balón ha sido rojiblanco y ha aumentado exponencialmente el número de balones metidos al área del cuadro catalán, pero con el mismo déficit a la hora de anotar opciones claras de gol. Falta gol y pases que lleguen en condiciones ya que la sala de máquinas con un Muniain escorado a la izquierda no funciona.

Y lo imposible, al menos la mitad de lo imposible, se ha conseguido cuando Raúl García ha prolongado de cabeza a la red un centro del recién incorporado Ibai.

De ahí hasta el final, con alguna que otra ocasión del propio Raúl García, asedio constante y prolongado en el tiempo, pero sin recompensa. Al final la grada ha reconocido con aplausos el titánico esfuerzo de los jugadores.

Y el próximo sábado otro reto para conseguir la tranquilidad, la visita del actual segundo clasificado, Atlético de Madrid, a San Mamés, cita en la que no estará Iñigo Martínez al haber visto su quinta cartulina amarilla.


Comparte/Banatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *