Foto y agradecimiento; Athletic Club
Comparte/Partekatu

Tras una aseada primera parte, el Athletic muestra sus carencias en una segunda parte para olvidar

El Athletic ha sucumbido en el estadio del Real Madrid por tres goles a cero en una segunda mitad digna de la peor película de terror vista.

Verdad es que el arbitraje del mallenquista de Melero, casero donde los haya, hizo que dos injustas amarillas a Yuri y Córdoba desactivaran la presión rojiblanca que, a pesar de ello, se mantuvo bastante digna en la primera parte.

Pero en la segunda parte no hubo la tensión suficiente para que el Athletic plantara cara a un Real Madrid, difuso y en el psicoanalista, para que en errores defensivos de bulto lapidara el buen trabajo realizado en la primera.

Un equipo que ha conseguido en esta segunda vuelta remontar una situación muy angustiosa, pero que, a las primeras de cambio, se sitúa en el puesto que merece.

Lástima de resultado… y de juego.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *