Comparte/Partekatu

Los bilbaínos consiguieron maquillar la eliminatoria con el tanto de Guruzeta en la segunda parte.

Ayer tenía lugar el último choque entre bilbaínos y sevillanos. Un partido que estaba prácticamente decidido, pero en el que los leones intentaron poner algo de emoción al final.

Durante los primeros minutos fue un encuentro sin apenas sobresaltos. La ventaja que el Sevilla había cosechado en San Mamés hacía previsible el final de la eliminatoria.

Las primeras ocasiones de gol provenían del lado sevillista gracias a Ben Yedder. Por su parte, Munir supo sacar partido a su estreno en el Pizjuán y provocó varios dolores de cabeza a los de Garitano.

La primera ocasión de gol clara por parte de los leones vino de la mano de Guruzeta debido a un pase por la derecha que acaba rematando al portero.

Aunque no sería la única. Antes del descanso estrelló otra contra el palo después de recibir un pase de Ibai.

El segundo tiempo despertó a los andaluces. Sin embargo, el Athletic no quería marcharse sin marcar. En los últimos 15 minutos Guruzeta conseguía ese ansiado tanto gracias a un espectacular remate de cabeza.

Un resultado que lograría mantenerse a pesar de la última oportunidad que tuvo entre sus manos en de Santutxu a falta de 2 minutos para el final.

Con el 0-1, el Sevilla sigue vivo en Copa, mientras que los leones vuelven a fijar sus miradas en alejarse de los puestos de descenso.



Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *