El Alavés intenta llegar a una solución con Iraultza 1921

Comparte/Partekatu

Desde el Club quieren que la asociación vuelva cuanto antes a su actividad pero dentro de la normativa vigente

El domingo nadie reconocía Mendizorrotza. Tras la suspensión de la actividad de Iraultza 1921, debido a las presiones y prohibiciones que están sufriendo por parte de la Comisión Antiviolencia, el silencio se podía oír a lo largo del campo.

Una decisión que desde el Club lamentan, ya que lo consideran un parte importante del sentimiento albiazul y una envidia para el resto de campos. Así, desde la directiva confían en que la situación se arregle lo antes posible, ya que aseguran que, aunque es una situación ajena al Club vitoriano, es de obligado cumplimiento, guste o no. Además, afirman que llevan tiempo buscando soluciones y que internarán redoblar esfuerzos para acabar son esta situación.

La principal, es que de deje de catalogar a la grada de animación como «grupo prohibido». Y es que formar parte de esa lista de Antiviolencia conlleva numerosas sanciones y numerosas prohibiciones.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.