Comparte/Partekatu

Messi fue el encargado de aguar la fiesta a los armeros y de dejarles sin la primera victoria de su historia contra los catalanes

El Éibar despide de la temporada con un empate ante el Barcelona, donde Leo Messi frenó las esperanzas de los armeros de ganar a los catalanes por primera vez en su historia.

El encuentro comenzó fuerte y con ritmo. Los de Mendilibar querían frenar los ataques de su rival y gozaron de buenas ocasiones de gol que no supieron rematar. Mandaban en el campo y el Barca no se encontraba cómodo.

Y esa presión tuvo su recompensa. Cucurella batía a Cillesen y los de Valverde se veían obligados a despertar de su letargo. Sin embargo la alegría duraría poco. Messi no desaprovecharía ocasión y, a la primera que pudo, empató el partido. Ese más, un minuto después pondría por delante a su equipo ante la mirada atónita de los armeros.

Sin embargo eso no acabaría con las esperanzas de los guipuzcoanos. De Blassic, con una increíble volea, empataría de nuevo el encuentro y lo dejaría más abierto que nunca.

Según avanzaban los minutos, el partido se volvió más tranquilo, aunque con ocasiones para ambos equipos que ninguno supo rematar. El árbitro pitaríaa el final del encuentro y ambos equipos se daban por satisfechos con el resultado.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *