EH Bildu plantea una reforma fiscal y un salario mínimo propio para los Presupuestos vascos

Foto de archivo
Comparte/Partekatu

El documento presupuestario de 118 millones incluye medidas económicas y políticas que considera «razonadas y viables» frente a los «déficits estructurales» del Presupuesto

EH Bildu ha presentado al Gobierno vasco, con quien se ha reunido para hablar de los Presupuestos vascos, una propuesta valorada en 118 millones de euros, que recoge tanto medidas económicas como compromisos políticos, entre ellos, el de abordar una reforma fiscal o promover un acuerdo para establecer un Salario Mínimo «propio» equivalente al 60% del salario medio de Euskadi.

Representantes de EH Bildu, entre ellos, su portavoz en el Parlamento vasco, Maddalen Iriarte, Nerea Kortajarena y Leire Pinedo, han mantenido este miércoles un encuentro en Bilbao con el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, dentro de la ronda de contactos desarrollada por el Gobierno vasco con los partidos de la oposición, salvo Vox, para explorar las posibilidades de un acuerdo en torno a los Presupuestos.

En la reunión, que no se ha prolongado durante más de una hora, EH Bildu ha entregado al consejero un documento que recoge una serie de «compromisos» para afrontar los «retos estratégicos de la década» y que están cifrados en 118 millones de euros. En concreto, incluye seis medidas económicas y seis políticas.

Iriarte, que ha señalado que el Gobierno vasco ha quedado en analizar la propuesta y darles una respuesta, ha explicado que su documento tiene una parte económica, en la que tratan de dar respuesta a la atención primaria en Osakidetza o a la pobreza energética para que, de cara al invierno, «las familias no pasen frío». También se incide, entre otras cuestiones, en las necesidades que tienen las trabajadores de residencias y en otra serie de medidas que son «urgentes» en la actual situación.

«Este Presupuesto se da en un momento extraordiario en el que se necesitan respuestas extrordinarias, hay que hacer frente a grande retos como el ecológico, el digital y el demográfico y social», ha añadido.

Maddalen Iriarte ha añadido que este debate presupuestario también es importante para «coser e hilvanar grandes acuerdos» que van a ser necesarios e «imprescindibles» para abordar los «retos estratégicos del país».

En este sentido, ha detallado que el documento plantea una serie de «acuerdos políticos», entre ellos, EH Bildu propone abrir un debate sobre la fiscalidad, así con avanzar en un acuerdo en torno a un salario mínimo «propio y diferenciado» o abordar una ley de limitación de los precios del alquiler de la vivienda. A su juicio, si se dieran «pasos adelante en esos compromisos políticos» sería «un impulso muy grande para este país».

PROPUESTA

En concreto, en la propuesta, que también se ha entregado a los medios de comunicación, se incluyen seis compromisos políticos, entre ellos, los citados de establecer un Salario Mínimo «propio» equivalente al 60% del salario medio de Euskadi, abordar una reforma fiscal y un ley propia que limite los precios del alquiler de la vivienda.

Junto a ello, propone un acuerdo de país para lograr que en 2026 Euskadi invierta el 3% de su PIB en investigación, Desarrollo e Innovación, así como integrar la economía social (cooperativas) en el Consejo de Administración de Lanbide de cara a la consecución de «pleno empleo de calidad».

Un sexto compromiso político es el de potenciar el sector audiovisual vasco, a través de una mesa sectorial para el desarrollo y seguimiento de lo acordado por el Parlamento sobre el proyecto de Ley de Comunicación Audiovisual y admisión a trámite de la proposición de ley para la creación del Consejo Audiovisual vasco.

MEDIDAS ECONÓMICAS

Entre las medidas económicas, uno de los apartados que incluye es el de Salud, con una partida de 30 millones, con la que pretende reforzar la atención primaria incrementando su plantilla, una medida que considera necesaria para garantizar las consultas presenciales y «recuperar la calidad» que han perdido los servicios de Osakidetza.

En materia de emergencia climática, propone 40 millones para la activación de todo el fondo de transición energética de los ayuntamiento, un aumento de las subvenciones, con fondos propios, a la eficiencia, al autoconsumo y a las comunidades energéticas. También demanda elaborar un estudio que analice la viabilidad de una comercializadora pública de energía.

A bienestar energético plantea destinar dos millones, para la puesta en marcha de medidas que palien las consecuencias de la subida del precio de la energía, ampliando las condiciones y cuantía de las Ayudas de Emergencia Social (AES).

En Política social, defiende destinar 35 millones para mantener el nivel de inversión del Departamento de Trabajo y Empleo de 2021 para la reducción de la pobreza. Otro capítulo es el de las residencias (ocho millones) y la coalición plantea abrir un proceso de mejora de las condiciones de las residencias y crear un fondo para la materialización de los cambios precios.

También propone destinar 3 millones a emancipación municipal, en concreto, a la puesta en marcha de un proyecto piloto para la implantación de una renta básica de emancipación para jóvenes de 18 a 23 años.

EH Bildu ha señalado que los de 2022 son los presupuestos «para empezar a dar respuestas a un tiempo extraordinario» y afirma que, en esta situación histórica «inédita», en la que hay que enfrentarse a «desafíos colosales» (ecológico, digital y social), es «básico poner todas las fuerzas del país en la dirección correcta, puesto que las decisiones que se tomen ahora, como las que no se tomen, van a condicionar la próxima década».

Por ello, considera que los Presupuestos de 2022 son «una oportunidad para alinear las políticas públicas y las líneas presupuestarias con los retos estratégicos que hay como país, ya que ofrecen un marco para tejer los acuerdos políticos que hacen falta».

En este sentido, la coalición señala en el documento que, aunque el proyecto presentado por el Gobierno tiene «déficits estructurales», EH Bildu desea aprovechar el debate presupuestario para «abrir un debate amplio y sincero sobre los retos más inmediatos que tiene el país».

EH Bildu asegura que sus propuestas «están hechas desde el realismo» y son «razonadas, medidas y viables, y representan los principales ejes de transformación». «Desde la amplitud de miras que requiere este momento crucial, son propuestas planteadas y pensadas para poder alcanzar los consensos mínimos que este país necesita para afrontar los retos de las próximas décadas», concluye.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *