#EActíVate se transforma en el Legado de la Reactivación con más de 150 empresas vascas adheridas

Comparte/Partekatu

Su objetivo es recopilar las enseñanzas, hechos, consejos y experiencias vividas por las más de 5.500 empresas adheridas para compartir con la Sociedad e inspirar a otros en el futuro ante situaciones similares

Con el propósito de seguir fortaleciendo el tejido productivo de nuestro país, el Legado de la Reactivación se presenta como la evolución natural de la iniciativa #EActíVate. Así, se convierte en un centro de documentación histórico donde están ordenados los hechos de reactivación de más de 5.500 empresas, empresari@s, emprendedores, autónomos y trabajador@s ante la mayor crisis sanitaria, económica y social que hemos vivido, para que esta herramienta sirva de enseñanza a empresas, escuelas de negocios y universidades ante futuras crisis.

Para ello, el Legado de la Reactivación recopila hechos e historias de superación empresarial presentadas en una línea cronológica que muestra la evolución de la iniciativa, vídeos de voces expertas con testimonios de empresarios y representantes de la sociedad civil, historias de reactivación empresarial a través de una serie de preguntas clave para conocer de primera mano las enseñanzas adquiridas, y una hemeroteca con más de 3.000 noticias y más de 500 contenidos audiovisuales sobre reinvención, empleabilidad, infraestructuras, productividad y sostenibilidad (www.eactivate.com/legadodelareactivacion/). Todos estos contenidos tienen el valor histórico de haber sido realizados en tiempo real durante estos dos años. Un proyecto que acoge a empresas y profesionales de múltiples sectores, desde grandes compañías u organizaciones, así como a PYMES o autónom@s.

Así, el Legado de la Reactivación visibiliza la labor fundamental del tejido productivo y empresarial español, para seguir inspirando a las generaciones futuras y convertirse en una valiosa fuente de conocimiento. “Después de dos años de proyecto, tenemos que poner en valor lo que las empresas han conseguido y seguir siendo útiles a la Sociedad, porque se ha construido la mayor base de datos de casos de reactivación empresarial durante la pandemia” añadiendo que “hemos transformado la iniciativa en un centro de documentación histórico que deja un Legado empresarial con los aprendizajes de #EstoNOtienequePARAR y #EActíVate” ha asegurado Paula Llop, responsable de la iniciativa #EActíVate.

Asimismo, ha querido destacar la gran labor realizada por todos los profesionales y empresas adheridas al proyecto, “es un orgullo para la iniciativa haber contado con la implicación y apoyo de tantas empresas desde su creación. Este legado es una gran manera de rendir homenaje a todo su esfuerzo. Gracias por todos los aprendizajes que nos han transmitido y que servirán de inspiración para las generaciones futuras”.

En Euskadi son más de 150 las empresas de todos los tamaños y sectores, adheridas a la iniciativa, de las que se han publicado más de 100 noticias de reactivación poniendo en valor el esfuerzo y dedicación del tejido empresarial vasco en su contribución a la recuperación económica del país.

El equipo al completo de UDAPA frente a la Covid-19
Un ejemplo de estas empresas vascas es UDAPA. La cooperativa agraria con sede en Vitoria-Gasteiz consiguió ejercer su actividad con el 100% de su plantilla, a excepción del personal de riesgo. Se enfrentó a dos escenarios, por un lado la crecida en la demanda de la patata fresca y, por otro, el parón drástico del negocio del canal HORECA e Industria Alimentaria. Según cuenta Alfonso Sáenz de Cámara, Gerente de UDAPA, “en ese periodo tan convulso tuvimos que repensar aspectos importantes de nuestra actividad, aspectos que a día de hoy nos han ayudado a ser mucho más fuertes”.

“La primera enseñanza que nos ha calado es que tenemos una plantilla muy comprometida a la que tenemos que cuidar”, reflexiona Alfonso Sáenz de Cámara. Para conseguir adaptarse a la difícil situación, tomaron medidas en diferentes áreas, reorganizando los turnos de trabajo para garantizar el empleo y poder dar respuesta a la fuerte demanda del momento. “Otra de las cosas que hemos aprendido es lo importante que es el sector de la agricultura y ganadería. En Udapa, nuestros productores y productoras siempre han sido una parte esencial de nuestra cooperativa, pero ahora la sociedad les ha dado ese reconocimiento” comenta Alfonso Sáenz de Cámara.

Para UDAPA es fundamental no olvidar todo el aprendizaje de estos años y poder compartirlo con el tejido empresarial. Para ello, este Legado de la Reactivación será clave. “No olvidar lo vivido para aprender de esta experiencia, que los humanos somos vulnerables, que debemos ser más humildes, más pacientes, y sobre todo, que nuestras vidas pueden cambiar de un momento a otro. Que las nuevas generaciones conozcan todo lo que hemos vivido puede que nos ayude a evitar que se genere otra pandemia” señala Alfonso Sáenz de Cámara.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.