Diputación abre ‘Bagara’, un servicio “innovador, comunitario y autogestionado” para personas con problemas de salud mental

Comparte/Partekatu

Se trata de un recurso inspirado en el modelo Clubhouse, que brinda la oportunidad de construir relaciones a largo plazo que, a su vez, facilitan la inclusión sociolaboral.

Hace exactamente un año, el 12 de enero del 2022, daba los primeros pasos la iniciativa ‘Bagara’, impulsado por la Diputación Foral de Gipuzkoa y Gureak, con el objetivo de constituirse como un punto de encuentro para personas con algún problema de salud mental. Se trata de un servicio innovador situado en la céntrica calle Easo de Donostia, que se ha puesto en marcha a modo de pilotaje, y que conforma un nuevo concepto de recurso social de servicio diurno basado en la recuperación. ‘Bagara’ apuesta por la integración comunitaria como vía para que estas personas puedan dar sus primeros pasos en su recuperación, y al mismo tiempo, busca romper con los estigmas relacionados con las personas con problemas de salud mental.

El público objetivo del recurso son personas que, además de contar con algún problema de salud mental, se encuentran en riesgo de aislamiento. Así, el único requisito para entrar en ‘Bagara’ es contar con un diagnóstico de salud mental y con el seguimiento de una persona profesional, por lo que la incorporación puede ser inmediata, tras realizar una visita y una entrevista.

          Esta mañana, a los 365 días de andadura del proyecto, las y los miembros que conforman la comunidad de ‘Bagara’, han enseñado a las personas responsables de la Diputación Foral de Gipuzkoa, en qué consiste su día a día, el funcionamiento del recurso y los avances que cada uno de ellos y ellas están realizando. La visita la han guiado siete participantes, junto con las dos profesionales que acompañan al grupo, y han estado presentes el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña.

          Entre otras muchas cuestiones, han explicado que el carácter innovador de este espacio radica en que el funcionamiento del servicio es autogestionado y se estructura a través de la membresía. “Somos ‘kides’ de Bagara, y nos consideramos miembros de esta comunidad”, han puntualizado. Es uno de los elementos básicos del funcionamiento de ‘Bagara’, lo que genera una corresponsabilidad para el éxito del recurso. Además, los y las ‘kides’ han explicado que se trata de un recurso flexible donde ellos y ellas deciden en qué y cuándo quieren participar. Por tanto, se trata de la primera comunidad autogestionada por personas con algún problema de salud mental, que tiene como objetivo impulsar mejoras en términos de calidad de vida.

          El diputado general, además de agradecer la bienvenida y todas las explicaciones dadas por los ‘kides’ de ‘Bagara’, ha subrayado el importante componente innovador de este recurso social, “donde las personas participantes toman las decisiones del día a día, de acuerdo a sus inquietudes y objetivos personales”. Ha agregado que esta metodología, además, reconoce y estimula la capacidad de elección tanto a nivel colectivo como individual, “donde la comunidad juega un papel central”.

          Cada ‘kide’ cuenta con un plan individual en el que se reflejan sus objetivos personales en diferentes ámbitos, y todo ello se trabaja de manera holística a través de actividades, formaciones y talleres que proponen y gestionan las personas usuarias. Además, desde esa perspectiva de atención, se considera que el proceso de recuperación está estrechamente relacionado con los procesos de inclusión social, bienestar emocional y físico. “El objetivo final es ir creando un espacio en el que construyamos nuestro proyecto de vida”, han señalado los y las ‘kides’.

Aterriza un modelo innovador en Gipuzkoa

El servicio ‘Bagara’ surge de la necesidad de ampliar la oferta destinada a personas con problemas de salud mental, ya que se constató que hay un porcentaje de personas que no son atendidas en ningún recurso, lo que puede conllevar a un aislamiento que, en muchos casos, agrava la propia enfermedad.

          Por ello, Gureak y la Diputación Foral de Gipuzkoa han traído a Gipuzkoa un modelo inspirado en Clubhouse, presente en más de 30 países y con más de 320 Clubhouses, que brindan a sus miembros la oportunidad de recuperarse a nivel integral facilitando así su inclusión sociolaboral e impactando positivamente en su calidad de vida.

El proyecto ‘Bagara’ se está desarrollando desde el 12 de enero del 2022 a modo de prueba piloto en Gipuzkoa, y se prolongará hasta finales de 2023, cuando se realizará una valoración final y se evaluará la continuidad del mismo. El proyecto destaca por ser un recurso flexible, comunitario y abierto a toda la población guipuzcoana, además de ser gratuito.

De los 31 ‘kides’ que han pasado por ‘Bagara’ este primer año, 9 personas han realizado alguna formación, 6 han comenzado la búsqueda activa de empleo, 5 han encontrado un empleo, y 5 han accedido a otro recurso, como son los servicios ocupacionales o el centro de rehabilitación psicosocial.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *