Comparte/Partekatu

El implicado trató de huir de la policía cuando fue detectado por una patrulla y condujo por varias carreteras desde San Sebastián hasta Errenteria poniendo en riesgo la integridad física de ertzainas, peatones y otros usuarios de la vía. El detenido tenía requisitorias pendientes de varios juzgados de Bizkaia, dos de las cuales eran para su ingreso en prisión, lo cual se hizo efectivo ayer tras su puesta a disposición judicial.

Los hechos dieron comienzo a las 19:00 del martes, 1 de junio, en el barrio de Bera Bera en Donostia-San Sebastián, donde un recurso de la Ertzaintza detectó la maniobra esquiva de un conductor y le realizó un seguimiento tras comprobar también los datos de la matrícula del vehículo y ser informados por parte del Centro de Mando y Control policial. 


La patrulla realizó indicaciones y señales luminosas al conductor para que detuviera su marcha, pero éste al contrario emprendió una huida, a gran velocidad hacia Aiete y Astigarraga con grave riesgo para el resto de usuarios de la vía e incluso para peatones. 


Otros recursos de la Ertzaintza se sumaron a la persecución y búsqueda del vehículo en fuga. Incluso tuvieron que apartarse para no ser atropellados por el conductor de 44 años. En algún momento, el citado coche circuló incluso en dirección contraria.


Ya en Astigarraga, el vehículo fugado se internó en zona rural hasta entrar en el término municipal de Errenteria, donde el conductor y dos acompañantes más tuvieron que abandonar el turismo tras haber golpeado el motor con un badén elevado y quedar inmovilizados por avería. 


Los ertzainas dieron el alto al conductor y también interceptaron e identificaron a otro de los acompañantes. Tras las comprobaciones efectuadas, se procedió a la detención de la persona que condujo el coche de manera temeraria, por un presunto delito contra la Seguridad Vial y también por otro presunto delito de atentado a agentes de la autoridad.

 
En el trabajo posterior en dependencias policiales, en la Ertzain-etxea de Errenteria, los recursos de investigación comprobaron que el detenido se había identificado con una documentación falsificada en la que constaba un nombre y unos datos falsos. El contraste de su reseña policial permitió obtener su identidad verdadera: un hombre con antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio y tráfico de drogas, el cual tenía pendientes requisitorias judiciales, dos de ellas de un Juzgado de lo Penal de Bilbao para su detención e ingreso en prisión. 


La persona detenida fue puesta a disposición del Juzgado de Guardia de Donostia-San Sebastián. La autoridad judicial ha decretado el ingreso en la prisión de Martutene. 


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *