Comparte/Partekatu

La Policía Nacional ha detenido en la localidad guipuzcoana de Irún a dos hombres por su implicación en la estafa de más de 130.000 euros a un septuagenario al que presuntamente vaciaron la cuenta bancaria mientras estaba hospitalizado. La investigación sigue actualmente en curso y no se descartan próximas detenciones.

Según ha informado la delegación del Gobierno en Euskadi, la investigación se inició cuando un hombre, de 77 años de edad, interpuso una denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional en Miranda de Ebro (Burgos), en la que explicaba que, mientras había permanecido hospitalizado, le habían vaciado su cuenta bancaria mediante operaciones financieras realizadas sin su consentimiento, ascendiendo el importe total defraudado a 133.000 euros. También explicó que no se percató de ello hasta su salida de la clínica.

Fruto de las pesquisas, los agentes pudieron conocer que la extracción del dinero se había producido mediante la realización de 18 trasferencias financieras dirigidas a diversos receptores ubicados por todo el territorio nacional, lo que permitió a los investigadores determinar el efecto cascada de los beneficios obtenidos por los estafadores y la necesaria implicación de un elevado número de personas.

De este modo, establecieron el ‘modus operandi’ del delito, consistente en la intervención de, al menos, una persona que se encargaba de la suplantación o estafa inicial y la remisión del dinero obtenido, previa contraprestación económica, a varios receptores radicados por toda España para dificultar la localización de los beneficios. Asimismo, estos receptores también eran captados por otros miembros del entramado delincuencial, conocidos como captadores.

Por todo ello, los investigadores pudieron demostrar que los detenidos, dos hombres residentes en Irún y de nacionalidad dominicana, habían participado en el delito como receptores de una transferencia de 2.000 euros.

Los arrestados han sido puestos en libertad tras reconocer su participación en los hechos, remitiéndose el atestado al Juzgado de Instrucción número 1 de Irún, que instruye los hechos. La investigación sigue actualmente en curso, no descartándose próximas detenciones.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *