Detenidos 26 grafiteros a los que se les atribuyen 463 hechos delictivos cometidos en Euskadi y Navarra

Comparte/Partekatu

• Las pintadas que los investigados realizaron en vagones de ferrocarril y metro han generado un perjuicio económico cercano a los 2.000.000 de euros

Agentes de la Ertzaintza y de la Policía Nacional, en una operación conjunta, han detenido a 26 grafiteros, 10 de ellos en Euskadi y Navarra, a los que se les atribuyen 463 hechos delictivos cometidos en estas dos comunidades autónomas. Las pintadas, que los investigados realizaron en vagones de ferrocarril y metro, han generado un perjuicio económico cercano a los 2.000.000 de euros. La complejidad de la investigación –en la que han colaborado también las policías municipales de Bilbao, Donostia-San Sebastián y Vitoria-Gasteiz- ha radicado en la itinerancia criminal de los hechos cometidos, ya que los arrestados se desplazaban desde diferentes localidades del Estado donde residían.

La investigación se inició en abril de 2021 para dar respuesta policial a numerosas pintadas realizadas sobre vagones de ferrocarril y metro de Euskadi y Navarra por parte de distintos grupos de grafiteros, durante los últimos años. Tras analizar la documentación aportada por los operadores de transporte, los agentes acreditaron la existencia de numerosos hechos que no habían sido esclarecidos. Asimismo, solicitaron a las empresas afectadas reportajes fotográficos e informes periciales de los daños, quedando evidenciado el elevado perjuicio económico ocasionado.

Con el avance de las pesquisas, y tras un extenso análisis de las denuncias recopiladas, agentes de la Ertzaintza y de la Policía Nacional acordaron realizar una operación conjunta tendente al esclarecimiento de los hechos y a la localización y detención de sus autores.

Itinerancia criminal y gran coordinación de distintas unidades policiales

La complejidad de la investigación y la dificultad de identificar a los autores ha radicado en la itinerancia criminal de sus acciones, ya que éstos residían en distintas localidades del territorio nacional y se desplazaban desde éstas para cometer los ilícitos. Algunos de los investigados, incluso, viajaban a otros países de Europa para realizar sus grafitis allí.

La operación ha requerido una gran coordinación entre distintas unidades policiales y ha permitido acreditar la autoría de muchas de las firmas o tags que aparecían en los grafitis denunciados. Finalmente, los agentes han detenido a 26 grafiteros, a quienes se les atribuyen un total de 463 delitos de daños en trenes, cuya valoración provisional de los daños asciende a casi dos millones de euros. Además, esta investigación ha permitido esclarecer hechos cometidos en otras comunidades, como Cataluña o la Comunidad Valenciana.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.