Comparte/Partekatu

Agentes de la Ertzaintza detenían, a mediodía de ayer en la capital vizcaína, a un varón de 26 años de edad bajo la acusación de un delito de robo con violencia. Presuntamente, el sospechoso golpeaba en la cara a una mujer para robarle el teléfono móvil que estaba utilizando y salía huyendo, siendo poco después retenido por un agente de la Ertzaintza fuera de servicio hasta la llegada de una patrulla policial

Minutos antes de las doce del mediodía de ayer, una mujer que caminaba hablando por teléfono por la calle Alameda de Urkijo, en Bilbao, era abordada repentinamente por un individuo que, tras golpearla fuertemente en la cara, haciendo que se tambaleara, le arrebataba el teléfono móvil y salía huyendo en dirección hacia la calle Doctor Areilza.

Por esta calle caminaba un ertzaina fuera de servicio que, al oir los gritos de la mujer pidiendo ayuda, se apercibía de la presencia de un individuo que se acercaba hacia él a la carrera. El agente intentaba interceptarlo, pero lo único que conseguía era quedarse con la chamarra que vestía el ladrón, quien continuaba su huida.

Ante esta situación, el ertzaina seguía al sospechoso en dirección hacia Licenciado Pozas. El presunto ladrón era ralentizado en su carrera por otros ciudadanos que también intentaban interceptarlo, lo que hacía posible que instantes después el agente le diera alcance y consiguiera retenerlo contra una pared, identificándose entonces como agente de la autoridad.

Después de que un ciudadano diese aviso a SOS-Deiak/112 de lo sucedido, una patrulla de la Ertzaintza se personaba en el lugar y se hacía cargo de la situación, procediendo a la detención del sospechoso bajo la acusación de un delito de robo con violencia. Acto seguido lo trasladaba a dependencias policiales.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *