Comparte/Partekatu

La Ertzaintza detuvo en la mañana de ayer domingo a un joven, de 18 años de edad, tras ser sorprendido mientras trataba de hurtar un teléfono móvil en un vagón del tren. El arrestado se encontraba en poder de cinco teléfonos móviles, de los cuales no pudo indicar su origen.

Los hechos se produjeron sobre las 08:30 horas de ayer, domingo. El personal de seguridad del tren de cercanías de Donostia-San Sebastián, informaba a la Ertzaintza que un joven había intentado sustraer un teléfono móvil al descuido dentro de un vagón.

Los recursos actuantes se personaron instantes después en la estación del “topo” de Anoeta e indicaron al varón que bajase del vagón para esclarecer los hechos, a lo cual se negó en repetidas ocasiones, por lo cual los agentes accedieron al vagón para bajar al joven y posibilitar que el tren siguiese su trayecto.

Al intentar realizar su identificación esta persona se negó en repetidas ocasiones, no colaborando en ningún momento con los recursos policiales. Después de lograr su identificación se le indicó que tenía que enseñar sus pertenencias, entre las cuales se encontraban seis teléfonos móviles, uno de su propiedad y otros cinco de origen presuntamente ilícito. A la vista de estos de hechos y al no querer facilitar un domicilio se procedió a la detención de esta persona por un presunto delito de hurto.

La persona detenida que cuenta con antecedentes policiales relacionados con este tipo de hechos, fue trasladado a dependencias policiales para dar inicio a las pertinentes diligencias. Una vez terminadas éstas, fue puesto en libertad tras ser citado para su personación en los Juzgados de Donostia-San Sebastián.  


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *