Euskadi Capital

Cumplir con la normativa sobre el gas radón en el entorno laboral con los detectores de Radonova

Comparte/Partekatu

El gas radón se produce cuando algunos metales radioactivos se descomponen en las rocas, el suelo y el agua subterránea.

El mismo se concentra en espacios interiores como casas y oficinas e inhalarlo puede causar problemas de salud como cáncer de pulmón. Debido a su gravedad, el Gobierno está tomando medidas al respecto. Un claro ejemplo es el Real Decreto 1029/2022, de 20 de diciembre, donde se modificó el Reglamento sobre protección de la salud contra los riesgos derivados de la exposición a las radiaciones ionizantes. Dicha medida exige, entre otros aspectos, la medición del gas radiactivo en los puestos de trabajo, proceso que se debe realizar a través de detectores especiales como los que ofrecen los laboratorios Radonova.

Todo acerca de la normativa sobre el gas radón en los puestos de trabajo

Con la entrada en vigor de la normativa mencionada, las empresas están obligadas a medir la concentración del gas radón y tomar medidas al respecto para proteger a los trabajadores de los riesgos que supone esta sustancia para su salud.

El nivel de referencia de exposición al radón son 300Bq/m3 (concentración anual promedio). En ese sentido, para hacer la respectiva medición en las áreas laborales se deben colocar los detectores por un tiempo de entre dos y tres meses. Por otro lado, es imprescindible adquirir los aparatos en laboratorios que tengan el servicio de medida de gas radón acreditado conforme a la norma ISO 17025.

Del mismo modo, definir la cantidad de detectores que se necesitan colocar en las oficinas va a depender del tamaño de las instalaciones. Es importante destacar que los equipos deben ubicarse a un mínimo de 25 cm respecto a la pared, el suelo o el techo. Además, por ningún motivo tienen que estar donde haya entradas o salidas de aire, ventanas, puertas exteriores, radiadores, fuentes de calor o zonas húmedas.

Adquirir los detectores en lugares especializados 

Los detectores de gas radón que ofrece Radonova se caracterizan por su efectividad, ya que garantizan la medida precisa del nivel de concentración que debe tener el lugar. La empresa pone a disposición una gama de productos entre los que se encuentran el detector Radtrak3 y el Rápidos.

El Radtrak3 es un detector de larga duración que se puede utilizar en la vivienda o el trabajo y mide el nivel anual promedio de concentración de radón. Por su parte, los detectores Rápidos, también para oficina y hogar, comprueban con un tiempo de exposición corto la cantidad de gas radiactivo que hay en el espacio. Para obtener un resultado preciso de la concentración anual promedio, es necesario llevar a cabo una medida de larga duración que confirme los datos.

Las empresas que necesitan saber el número de detectores que deben colocar y otros aspectos relacionados con la medida del gas radón en el entorno laboral pueden solicitar el servicio de asesoría de Radonova.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *