Euskadi Capital

Cuidar a un paciente de Parkinson, algunas recomendaciones prácticas que va muy bien conocer

Comparte/Partekatu

El pasado día 11 de abril se celebró el Día Mundial del Parkinson mediante diferentes jornadas informativas y de concienciación sobre esta enfermedad.

Esto fue muy importante, ya que para 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que aproximadamente 8.5 millones de personas en el mundo habían sido diagnosticadas con esta enfermedad.

En esa misma línea, la Federación Española de Parkinson estima que cerca de 160.000 personas en el país conviven con esta enfermedad, de las cuales un 30 % no cuenta con un diagnóstico preciso.

Para la compañía especializada en cuidado de personas mayores y en el acompañamiento a personas con Parkinson, Brunimarsa, no solo basta con detectar y hacer seguimiento a los pacientes, sino que, además, se debe complementar el tratamiento para el Parkinson con prácticas cotidianas que mejoren la calidad de vida, tanto de la persona afectada como de su entorno familiar.

Recomendaciones para cuidar un paciente con Parkinson

En primera instancia, es aconsejable que los cuidadores reconozcan cuáles son las características físicas y sintomatológicas del paciente que tienen a su cargo, con el objetivo de determinar su grado de independencia.

Es importante que el cuidador comprenda que existen actividades que la persona puede realizar por su cuenta y que solo necesitan de una supervisión cercana.

Para facilitar la higiene personal, la vivienda debe contar con complementos como una silla en el área de baño y una barra de apoyo en la pared, para que el paciente pueda moverse de una manera más cómoda y que el cuidador tenga mayor facilidad para ayudarle a limpiar todas las partes de su cuerpo.

En el momento de vestirse, es importante que el paciente se encargue de ponerse la mayor cantidad de prendas posibles, ya que este movimiento supone un ejercicio beneficioso que mitiga la acción del Parkinson y mantiene controlados algunos de los movimientos involuntarios.

Los espacios limpios ayudan a fortalecer los tratamientos

En el caso de la alimentación, el cuidador puede proporcionar vajillas y cubiertos con textura que ayuden al agarre y se recomienda preparar papillas o cremas que eviten obstrucciones y fortalezcan la nutrición.

Mantener el espacio de la habitación y la vivienda del paciente organizados también es fundamental, no solo porque evita el riesgo de accidentes, sino porque un ambiente limpio aumenta el bienestar y ayuda a retrasar la aparición de nuevos síntomas.

Brunimarsa considera que una casa limpia y ordenada favorece la respuesta de la persona afectada a su tratamiento para el Parkinson, por lo que en sus servicios de acompañamiento y cuidado siempre se preocupan de que el paciente se desenvuelva en un ambiente limpio y libre de peligros.

Los interesados en cualquiera de los servicios de acompañamiento y cuidado para pacientes con tratamiento para el Parkinson, solo deben acceder a la página web de Brunimarsa y solicitar más información sobre los servicios de cuidado complementarios que ofrece esta compañía para las personas afectadas y sus familias.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *