Euskadi Capital

¿Cuáles son los beneficios del sistema de monitorización de los consumos energéticos?, por Gen0

Comparte/Partekatu

Los consumos energéticos reflejan el gasto total de energía que se produce en los hogares, en las oficinas y las industrias. No solo se relaciona con la electricidad, sino también con otras fuentes como el gas, el gasoil e incluso la biomasa. La vigilancia del comportamiento en el uso de estas fuentes energéticas es una práctica cada vez más relevante.

Para hacerlo de manera eficiente se requiere de un sistema de monitorización similar al que proveen empresas especializadas como Gen0. Estos sistemas hacen posible la obtención de datos que aportan una serie de beneficios en pro de optimizar el consumo.

Beneficios de un sistema de monitorización de consumo

Según los expertos de la firma Gen0, un sistema de monitorización de consumos energéticos y emisiones es un conjunto de datos, herramientas y procesos. Todos están relacionados con el uso de la energía a partir de sus distintas fuentes. Esa información, debidamente organizada, hace posible un seguimiento objetivo de los patrones de consumo.

Una buena monitorización permite corregir rápidamente posibles desviaciones de consumo energético e identificar equipos que generen consumo cuando no existe una demanda real. El seguimiento también hace posible evaluar el cumplimiento de objetivos energéticos y medioambientales. Con estos sistemas de supervisión continua se pueden verificar los ahorros con base en el protocolo IPMVP.

Sistemas como los que facilita la firma Gen0 tienen en cuenta todas las variables que pueden afectar el consumo. Para ello, usan como parámetro lo establecido en la norma ISO 50001, lo que facilita su adaptabilidad a una eventual implantación del reglamento. En el caso del sistema monitorización de esta compañía española, se trata de una solución escalable capaz de adecuarse a cambios dentro de las organizaciones.

Así trabaja la monitorización de consumos energéticos de Gen0

Gen0 es una compañía especializada en soluciones para la mejora de la sostenibilidad ambiental y el ahorro económico a través del consumo energético eficiente. Sus sistemas también proporcionan mecanismos para el control de las emisiones. Su portafolio de servicios incluye el cálculo de huella de carbono, planes de descarbonización, auditorías energéticas, gestión energética y formación.

Su sistema de monitorización de consumos energéticos se basa en 3 pilares fundamentales: Datos, indicadores y personas. Sobre los primeros, señalan que son esenciales porque de ellos depende una lectura confiable sobre el comportamiento del consumo. Sin ellos, no es posible la localización de oportunidades de mejora en el uso de las fuentes energéticas.

Por su parte, los indicadores están definidos gracias a una metodología llamada “análisis de regresión”. Este tipo de evaluación toma en cuenta el impacto del consumo base, así como el de variables como temperatura, ocupación y producción. No solo son importantes para establecer un historial de consumo, sino definir proyecciones. Sobre el tercer elemento, las personas aseveran que son vitales para la gestión de las mejoras basándose en los resultados de la monitorización.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *