Euskadi Capital

Cuáles son las mejores soluciones para el mantenimiento y la reparación de aerogeneradores

Comparte/Partekatu

La forma de hacer el mejor mantenimiento de aerogeneradores

Un producto que está en un espacio cerrado no tiene el mismo comportamiento que un producto que está a la intemperie.

Tampoco tiene los mismos componentes ni -por supuesto- necesitan el mismo mantenimiento. Por ello, cuando se hace referencia al trabajo de conservación de aerogeneradores, se debe tener en cuenta que es un proceso complejo y que resulta extremadamente difícil desarrollarlo sin la ayuda de un experto en este campo, como los que trabajan en Uniones Adhesivas.

Las turbinas eólicas están expuestas a la erosión continua de factores medioambientales como el viento y la lluvia, por lo que es imprescindible tener un proceso sostenible y continuo de conservación.

Como apunte, hay que destacar que se trata de un mercado que está al alza, pues se espera que el volumen de negocio no pare de crecer -como mínimo- hasta el 2025. Lo que implica un continuo desarrollo de productos nuevos que conlleva mejoras sustanciales en lo que se refiere al mantenimiento de los aerogeneradores.

Cómo se lleva a cabo la reparación de las turbinas eólicas

Hay un dato irrefutable, una máquina que no funciona no es capaz de producir, por lo que la inversión puede peligrar. Esa es la principal razón por la que una reparación puede convertirse en un tremendo dolor de cabeza. Que la máquina no esté al 100 % -incluso parada- o los elevados costes que puede significar la reparación de las turbinas eólicas son factores que pueden causar graves problemas en el suministro de energía.

Por lo tanto, el mantenimiento se alza como el componente más determinante para asegurar un continuo abastecimiento de energía y minimizar los factores de riesgo en la inversión. Ya que en 2019, las reparaciones de turbinas eólicas alcanzaron la friolera de 7 millones de euros.

En la actualidad, es posible reducir los fallos con diversos sistemas de mantenimiento y con una planificación inteligente y eficaz.

Solución para los daños más habituales de los aerogeneradores

Para poder encontrar una solución a los fallos que más suelen suceder con las turbinas eólicas, hay que diferenciar entre diferentes elementos que componen un aerogenerador.

Fallo de la caja cambios

El fallo en la caja de cambios es un recambio costoso, por lo que el mantenimiento es vital. Como dato a destacar, que este tipo de errores representa el 13% del coste total de una turbina.

Son muchas las razones por las que una caja de engranajes puede sufrir errores, como por ejemplo: una lubricación contaminada; una lubricación incorrecta en los cojinetes o en los engranajes; una distribución incorrecta provocada por una descompensación en la carga; por la exposición a vientos virulentos; y finalmente, por una baja utilización de una turbina eólica.

Reparación de palas

Este es el componente más exigente que incluye un aerogenerador, ya que es el que más se expone a las inclemencias del tiempo y también es el que tiene más exigencias técnicas. Esto es debido a que los fabricantes, con la visión de producir más energía, cada vez crean palas más grandes, lo que puede provocar más errores debido a las grandes presiones a las que están sujetas.

Por ello, se puede deducir con facilidad que las palas se exponen a diversos fallos como el fallo de la junta; los defectos provocados por la erosión debido a los rayos, aves, etc.; y para las grietas o los desperfectos que se puedan crear en la pala.

Fallos del generador

Es el componente más importante de un aerogenerador, ya que es el destinado a transformar todo el movimiento en energía, por lo que su fallo más habitual suelen ser los relacionados con los problemas eléctricos.

El generador es la pieza clave de una turbina eólica, por lo que los fallos que se producen suelen ser más frustrantes, por lo que son mucho más problemáticos. Por lo tanto, los errores más comunes que se pueden sufrir son la lubricación contaminada u exposición a climas extremos que afectan a los equipos eléctricos.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *