Euskadi Capital

¿Cuál es la startup que ha puesto el campo español en el mapa?

Comparte/Partekatu

Tecnologías como la IA impulsan la economía rural.

Cocampo anuncia nuevas funcionalidades y la internacionalización de su plataforma digital para la compraventa y arrendamiento de fincas rústicas.

Sin el campo no hay futuro, por eso es tan importante participar del futuro del campo. La buena noticia es que ahora, gracias a la tecnología, se está modernizando y digitalizando en España la economía agraria, bajo los pilares de innovación y sostenibilidad. 

Cocampo es una startup que nace en febrero de 2022 con el propósito de impulsar la economía rural, estructurando y digitalizando el mercado del suelo rústico, caracterizado hasta el momento por su opacidad e ineficiencia. En este sentido, ofrece una plataforma de publicación y búsqueda de anuncios que conecta a vendedores y compradores interesados en explotaciones agrarias.

Esta plataforma, que ha comenzado una revolución digital para impulsar el futuro del campo, ha anunciado la aplicación de nuevas tecnologías y la internacionalización de sus servicios. De esta forma, termina de poner el campo y la economía rural en el mapa, tanto de forma figurada como literal. Y es que con su Mapa por Capas los usuarios pueden publicitar parcelas y terrenos, únicamente con la referencia catastral y el precio. 

Con esta novedosa herramienta llamada Atlas, los potenciales compradores tienen acceso a información complementaria para encontrar la explotación que se adapte mejor a sus necesidades. Con este novedoso buscador progresivo se puede ubicar cualquier parcela en España y obtener la información más relevante, como su superficie, el perfil y las características climáticas y geográficas, así como datos sobre energía renovable y subestaciones eléctricas cercanas

La plataforma también permite a los propietarios de fincas en España obtener valoraciones gratuitas de sus propiedades. Esta funcionalidad ofrece una referencia esencial tanto para la fijación de precios en el mercado como para trámites relacionados con la gestión patrimonial. Ya hace años que el sector urbano se revolucionó con algo similar. De esta forma, Cocampo aspira a movilizar más de 50.000 pequeñas fincas propiedad actualmente de bancos, fondos y administraciones públicas, así como de agricultores y ganaderos en busca de relevo.

Además, Cocampo está entre los pioneros en implementar tecnologías de inteligencia artificial (IA) para que los usuarios puedan crear descripciones más atractivas y completas, llegando a los potenciales clientes de manera efectiva y reduciendo el plazo de venta. Asimismo, la IA facilitará traducciones más precisas de los anuncios a diferentes idiomas, abriéndoles oportunidades globales.

Ahora, los servicios de los usuarios estarán disponibles en cualquier país y sin barreras de idioma, lo que facilita la inversión extranjera en el sector. La tendencia a invertir en propiedades de otros países es global, por eso no sorprende que, en el último año, más del 13 % de las visitas a Cocampo provengan de fuera de España. La apertura de mercados extranjeros permitirá ofrecer en una misma plataforma alternativas de inversión en fincas en diferentes zonas geográficas.

La democratización de los datos y de la información genera transparencia y dinamismo en el mercado inmobiliario rústico. Además, la modernización, evolución y globalización de este mercado contribuyen a impulsar una economía agraria próspera y sostenible, en favor de la autonomía agroalimentaria y el desarrollo rural de los países. 

Con todo esto, Cocampo simplifica el proceso de compraventa y arrendamiento de fincas rurales, al tiempo que favorece la movilización de la tierra y la transmisión del suelo, lo que ayuda a promover el relevo generacional, que es el principal problema actualmente. En España, el 41 % de los propietarios de fincas rústicas superan los 65 años, por lo que urge la entrada de nuevos propietarios y arrendatarios. 

En un mundo cada vez más digitalizado, Cocampo se erige como una pieza clave en la transformación de la España rural, ofreciendo soluciones tecnológicas y propiciando un cambio generacional que resulta imprescindible. 

Su visión de internacionalización y la democratización de la información sobre el mercado inmobiliario rústico no solo revitaliza el mercado nacional, sino que también fomenta el interés global en estas tierras. Sin duda, se trata de un nuevo horizonte en el que la tierra, la tecnología y la tradición convergen para dar forma al futuro del campo español.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *