Criterios de sostenibilidad y eficiencia en la elaboración de los Presupuestos de Getxo para 2021

Comparte/Partekatu

El gobierno municipal está diseñando el Presupuesto General para 2021 que, dada la especial situación económica y social provocada por la pandemia, estará marcado por criterios de sostenibilidad, atendiendo a las agendas social, medioambiental y económica, incluyendo, de forma transversal, el enfoque de género; y haciendo especial énfasis en la mejora de la eficiencia, tal y como ha decretado la Alcaldesa, Amaia Agirre. El borrador de presupuesto será presentado el próximo mes de noviembre, y será entonces cuando se detallen las cifras de ingresos y gastos previstas, iniciando así el trámite establecido para su aprobación definitiva.

Desde Getxo, y en colaboración con el resto de administraciones públicas, se priorizará la lucha contra la propagación del virus para que nadie se quede atrás; se protegerá el mantenimiento de los servicios básicos y, de ser necesario, se tomarán medidas organizativas de carácter urgente. Como ha señalado Ignacio Uriarte, concejal de Intervención, Tesorería, Personal y Organización, “hemos analizado hasta dónde es posible mantener la ejecución presupuestaria pre-pandemia con un nivel de ingresos inferior, a la vez que hemos estudiado diferentes opciones y vías de financiación”.

Priorización y optimización en la gestión

El presupuesto municipal para 2021 priorizará el Desarrollo Humano Sostenible. En la agenda social: los Servicios Sociales, la vivienda, el Envejecimiento Activo, el deporte y los proyectos culturales. En la agenda económica: la aprobación del nuevo PGOU, la ejecución del Plan de Modernización Tecnológica municipal y el apoyo al tejido económico del municipio. En la agenda medioambiental: la gestión de residuos, la sostenibilidad energética y la ejecución del plan de movilidad urbana sostenible.

Los Presupuestos Participativos se incluirán íntegramente en el presupuesto general; las inversiones previstas se dotarán en el presupuesto y se respaldarán con nueva deuda municipal hasta un límite de 6.000.000€ y se congelarán las tasas e impuestos municipales para evitar trasladar un aumento de la presión fiscal a la ciudadanía. En cuanto a las subvenciones, el criterio general es el de mantenerlas y proteger, especialmente, las dirigidas al mantenimiento de la actividad ordinaria del tejido social y asociativo del municipio. Si bien, no se dotarán aquellas dirigidas a apoyar la celebración de eventos en calle durante el primer cuatrimestre del año, con el objetivo de acompañar las medidas de prevención sanitaria en la lucha contra la pandemia.

En cuanto a la optimización en la gestión, Ignacio Uriarte ha recordado que “en la situación actual, más que nunca, es obligado insistir en el esfuerzo de optimización en la prestación de los servicios municipales. La búsqueda de una mayor efectividad, ser más eficientes y más eficaces, es un compromiso continuo e ineludible de este equipo de gobierno y debe de ser el principal objetivo transversal de la gestión municipal”. En este sentido, entre otras actuaciones, las inejecuciones que se vayan produciendo serán retenidas desde el área de Intervención para destinarlas a financiar la potencial disminución de los ingresos y la posible necesidad de respaldar gastos de carácter extraordinario ligados a la lucha contra la pandemia y sus consecuencias socio-económicas, y se priorizarán las inversiones que generen eficiencia en el gasto corriente.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *