Euskadi Capital

Cómo potenciar un trabajo digital, ágil y eficiente en una empresa

Comparte/Partekatu

La transformación digital es un término que ha ganado popularidad en los últimos años. Se ha convertido en una prioridad estratégica para las empresas, ya que representa la respuesta innovadora y proactiva ante el constante cambio en el panorama empresarial. Este enfoque no solo implica la adopción de tecnologías avanzadas, sino también la redefinición de procesos y la creación de entornos de trabajo más flexibles y colaborativos que faciliten el trabajo digital. En este sentido, Beservices ofrece diferentes soluciones para la creación de un Modern Workplace que mejora y facilita la experiencia del trabajo presencial y remoto.

Importancias de una plataforma actualizada para el trabajo digital

La importancia de contar con una plataforma actualizada para el trabajo digital se vuelve aún más crucial ante la evolución en la forma en que los profesionales llevan a cabo sus labores. Antes, se solía depender de un único ordenador que albergaba todos los programas necesarios para las tareas diarias y se utilizaba un mismo ordenador que contenía todos los programas necesarios para el trabajo diario. Pero actualmente los trabajadores utilizan una media de 36 servicios en la nube, también gestionan distintos datos y aplicaciones que no están disponibles directamente en el ordenador. Entonces, al seguir gestionando un sistema tradicional, es más complejo el desarrollo y la flexibilidad de la gestión interna, lo que reduce la productividad, así como la satisfacción de los empleados y colaboradores. En este sentido, el concepto de Modern Workplace busca construir un espacio de trabajo digital diseñado especialmente para trabajar de forma más inteligente y productiva. Permite administrar las aplicaciones, datos y escritorios para desarrollar funciones desde cualquier dispositivo. Además, proporciona los cimientos necesarios para implementar y aprovechar tecnologías emergentes como la inteligencia artificial y el análisis de datos, impulsando así la toma de decisiones informada y la innovación estratégica.

Por medio de esta solución, se puede crear una sola interfaz con todas las aplicaciones necesarias, lo que permite crear políticas uniformes y reducir el tiempo de gestión y administración. Así, se realiza un trabajo más ligero, mientras se mejora la experiencia de los empleados y se establecen normas de seguridad y protección de datos más completas.

Elementos claves para un espacio de trabajo productivo

La constante actualización de las aplicaciones ha llevado al desarrollo de espacios de trabajo digitales capaces de responder a sus necesidades actuales y potenciar su avance con el paso del tiempo.

Si bien, el objetivo de un espacio de trabajo digital es generar actividades de forma más inteligente y flexible, este sistema debe contar con ciertas competencias específicas para ser verdaderamente funcional.

La actual diversidad de herramientas y servicios en la nube requiere una integración fluida, y en este sentido, la interoperabilidad entre plataformas se presenta como un factor esencial. La capacidad de conectar y compartir datos entre distintas aplicaciones no solo optimiza los flujos de trabajo, sino que también potencia la colaboración entre equipos.

La seguridad de la información constituye otro elemento crucial. Con la creciente cantidad de datos sensibles y la naturaleza distribuida del trabajo actual, implementar medidas de ciberseguridad robustas se vuelve imperativo. La protección de la privacidad y la confidencialidad de los datos no solo resguarda la reputación de la empresa, sino que también genera confianza entre los colaboradores y clientes. Además, la flexibilidad en la gestión del espacio laboral se presenta como un componente indispensable. La capacidad de acceder a datos y aplicaciones desde cualquier ubicación, impulsada por servicios en la nube y herramientas colaborativas, facilita la adaptación a entornos de trabajo remotos y promueve una mayor conciliación entre la vida laboral y personal.

El respaldo de la inteligencia artificial y el análisis de datos también se configuran como elementos clave para un espacio de trabajo productivo. Estas tecnologías no solo automatizan tareas rutinarias, liberando tiempo para actividades más estratégicas, sino que también ofrecen insights valiosos para la toma de decisiones informada.

En conclusión, construir un espacio de trabajo productivo en la era digital implica la sincronización eficiente de herramientas, la priorización de la seguridad de la información, la flexibilidad en la gestión del espacio laboral y la incorporación de tecnologías avanzadas. Estos elementos no solo potencian la productividad actual, sino que también preparan a las empresas para abrazar futuras innovaciones y desafíos en el panorama laboral digital. En caso de que una empresa busque dar el salto hacia un futuro laboral más inteligente, flexible y seguro, no puede dudar en contactar a Beservices. En este negocio están listos para personalizar soluciones que impulsen la productividad, la colaboración y la innovación en su organización.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *