Comienzan las obras para reordenar el tráfico de La Avanzada en Leioa en la calzada sentido Bilbao

Comparte/Partekatu

El próximo 11 de febrero comienzan las obras de reordenación de la Avanzada en la calzada sentido Bilbao. En esta actuación se modificarán las conexiones entre el tronco común y la vía lateral en el tramo comprendido entre el túnel de Leioa y la salida ‘Unibertsitatea – Astrabudua’. El objetivo es incrementar la seguridad y la fluidez del tráfico en el tronco de la Avanzada y facilitar los movimientos de entrada y salida hacia el sistema viario local de Leioa. La vía lateral se asfaltará con un pavimento fonoabsorbente, que reduce el ruido generado por los vehículos

La Diputación Foral de Bizkaia realiza una nueva intervención para mejorar la seguridad y la fluidez del tráfico en la Avanzada (BI-637) y para facilitar su conectividad con las vías locales de Leioa. Para ello, procederá a la reordenación de los carriles y las conexiones de entrada y salida entre el tronco y la vía lateral en el tramo de la calzada sentido Bilbao comprendido entre la salida del túnel (pk 11+590) y el enlace de la universidad (pk 10+310). 

La inversión que realizará la Diputación en esta actuación asciende a 2.662.000 euros, y el plazo para ejecutarla es de nueve meses. Para mantener la Avanzada abierta al tráfico en todo momento y para garantizar la seguridad de usuarios y operarios, la obra  se dividirá en tres fases diferentes. Cabe recordar que, en el tramo de actuación, la Avanzada soporta una densidad superior a los 100.000 vehículos al día (en 2019 se registró una media de 126.000 vehículos  los días laborables).

La reordenación de este tramo de la Avanzada ha sido consensuada entre la Diputación y el Ayuntamiento y se completará con la transferencia de la vía lateral -actualmente de titularidad foral- al sistema viario local de Leioa. Una vez completada la mejora de la situación en la calzada sentido Bilbao, se abordará una actuación similar en el mismo tramo de la calzada sentido Getxo.

El diputado foral de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, ha puesto en valor las actuaciones que está llevando a cabo la Diputación para mejorar la seguridad y la fluidez del tráfico en la BI-637, tanto en la Avanzada como en el enlace de Kukularra y en la confluencia de Plaiabarri; tres puntos críticos donde se actúa con “microcirugía” para mejorar las carreteras, garantizando en todo momento la circulación segura. Sobre estas obras de mejora, Pradales ha agradecido la comprensión y la paciencia de las personas usuarias, destacando que en 2022, con la finalización de estas tres obras, podrán beneficiarse de la mejora conseguida.

Detalles de la actuación

Con los trabajos que comienzan el día 11 se van a modificar las tres conexiones de intercambio entre el tronco y la vía lateral existentes en este tramo. De las tres conexiones actuales, se elimina la salida más próxima al túnel. La segunda conexión, actualmente de incorporación, se convierte en una salida del tronco hacia la vía lateral. La tercera conexión, actualmente de salida hacia la vía lateral, se convierte en una incorporación a la Avanzada.

En este tramo, la Avanzada mantendrá en todo momento los dos carriles de circulación en sentido Bilbao, a los que sumará el tercer carril, de incorporación o salida, necesario para los nuevos movimientos de conexión con la vía lateral.

Para completar esta reordenación de conexiones, la actuación contempla así mismo el reasfaltado de la vía lateral, para lo que se aplicará un asfalto fonoabsorbente. Este tipo de asfalto, que reduce el ruido generado por los vehículos, ya se aplicó en la obra acometida el pasado verano en el tramo de la Avanzada comprendido entre el túnel y la rotonda de Artaza en sentido Getxo. Además del asfaltado, se procederá a la modificación de las isletas de separación y al acondicionamiento y reubicación de los elementos de drenaje superficial y subterráneo de la plataforma. También se realizarán modificaciones en los sistemas de iluminación del tronco y de la vía lateral y se adaptará la señalización a la nueva configuración de accesos y calzadas.

Afecciones al tráfico en la primera fase

Los trabajos se ejecutarán en diferentes fases, y cada una de ellas se corresponderá con un subtramo. De este modo se minimiza la afección a la circulación, manteniendo la Avanzada y la vía lateral abiertas al tráfico. Cada una de las fases tendrá una duración de unos tres meses.

La primera fase se realizará en los carriles del tronco y la vía lateral, y conllevará el cierre de la salida hacia los centros comerciales, Astrabudua y el enlace al campus de la UPV-EHU, situada a la altura de la gasolinera. Esa conexión, actualmente de salida, será modificada en esta primera fase para convertirla en una incorporación a la Avanzada.

De este modo, durante la primera fase de las obras, las personas usuarias que circulen por la Avanzada y se dirijan hacia los centros comerciales, la universidad o Astrabudua, deberán salir del tronco una vez abandonados los túneles.

Una vez habilitada la incorporación a la altura de la gasolinera, en la segunda fase de las obras se  realizarán los trabajos en la actual incorporación de Udondo, que será cambiada como salida del tronco hacia la vía lateral.

En la tercera fase se pondrá e en servicio la nueva salida en Udondo y un nuevo carril para trenzados en la vía lateral, y se procederá al cierre definitivo de la salida más cercana a los túneles.

Actuaciones complementarias

La actuación que se inicia el próximo día 11 complementa a otras que se están desarrollando para paliar los problemas derivados de la falta de alternativas al puente de Rontegi para cruzar la ría. Actualmente se está desarrollando la segunda fase de la remodelación del nudo de Kukularra, en la que la Diputación invierte 9,1 millones de euros para mejorar la seguridad y la fluidez de los tránsitos entre la Avanzada, el corredor del Txorierri, el acceso a Bilbao por Enekuri y el puente de Rontegi. 

Recientemente han comenzado las obras en el entorno de Plaiabarri, para mejorar la confluencia de la Avanzada y el corredor del Txorierri hacia el puente de Rontegi, y que suponen una inversión de 2,6 millones de euros.

La previsión es finalizar las obra este año 2021, para posteriormente ejecutar otras actuaciones en el entorno, como la prevista entre el nudo de Cruces y el puente de Rontegi. Actuaciones dirigidas a reducir los problemas que genera la falta de mallado de la ría a la espera de que entre en servicio el túnel subfluvial que conectará las rotondas de Ballonti y Artaza. Actualmente se está en fase de redacción del proyecto constructivo, y las obras se ejecutarán a partir de 2024. La puesta en servicio del túnel bajo la ría está prevista para 2028.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *