Clausuradas unas colonias de verano en la localidad vizcaína de Getxo por motivos de «insalubridad»

Comparte/Partekatu

Técnicos de la Diputación acudieron a inspeccionar las instalaciones tras las denuncias de varios padres.

Las alarmas saltaron entre algunos padres el fin de semana. Sus hijos les hicieron llegar algunas fotos en las que se apreciaba el estado «deficiente» de las instalaciones y avisaron a la Policía Local. Poco después acudieron al lugar Técnicos de la Diputación de Vizcaya a inspeccionar el campamento.

Los organizadores habían alquilado las instalaciones de de un campo de fútbol de la localidad vizcaína. Sobre el césped habían colocado varias tiendas de grandes dimensiones que los inspectores comprobaron que no estaban en buen estado de conservación. Además, según el relato de los padres, el desorden y la suciedad se acumulaban por todas las esquinas. Los técnicos forales decidieron entonces que la única solución pasaba por clausurar las instalaciones.

En total en ese momento había una treintena de menores alojados en tiendas de campaña. Habían pernoctado y pasado el día con temperaturas que no han bajado de los 30 grados y sin las debidas medidas de aislamiento. Eran chavales de entre 6 y 16 años. La mayoría habían llegado desde Madrid, aunque también había niños que habían llegado desde otras provincias de España o desde el propio municipio vizcaíno.

Las autoridades mandaron entonces a los niños de la zona de vuelta a sus casas. El resto, ya han sido reubicados en otro campamento que se celebra en la localidad cántabra de Potes.

Desde la empresa organizadora restan importancia a los sucedido. Fuentes de la empresa explican a ABC que las quejas se refieren a «una casita que está viejilla» y que, reconocen, no estaba totalmente ordenada. Aseguran además, que es una zona a la que los menores no tienen acceso.

A ello hay que añadir un problema que han tenido con una fosa séptica y sobre la que no pueden actuar, explican, porque se trata de una «instalación alquilada». Aseguran además que llevan muchos años realizando el campamento y que nunca hasta ahora habían tenido queja alguna. «Tenemos correos de los padres del turno anterior donde nos dicen que si pueden dar su opinión en algún sitio y que piensan volver el año que viene», zanjan.

Sus argumentos no han convencido a la Diputación Foral de Vizcaya. Tras la inspección realizada por los técnicos este domingo, está previsto que la diputada de Cultura, Lorea Bilbao, firme hoy mismo la orden definitiva de clausura que confirme las medidas cautelares adoptadas en un primer momento.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.